Juez ordena brindar atención médica a agresor de Salvador Cabañas

CIUDAD DE MÉXICO, junio 11 (EL UNIVERSAL).- Un juez federal amparó a José Jorge Balderas Garza, "El JJ", quien el 25 de enero de 2010 le disparó en la cabeza al futbolista Salvador Cabañas en el centro nocturno "Bar Bar", para que le suministren medicamentos para el dolor.

El juez Segundo de Distrito en materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México concedió la protección de la justicia federal, debido a que las autoridades del penal de máxima seguridad del Altiplano no acreditaron el suministro del medicamento que necesita para atenderse de diversos padecimientos.

Los medicamentos que el integrante del cártel de los Beltrán Leyva dijo necesitar son para atender el desgaste de cartílagos y articulaciones, padecimiento que le provoca mucho dolor y para un problema con una prótesis dental difuncional.

El juez señaló que la salud es un servicio fundamental que debe proporcionar el sistema penitenciario para garantizar la integridad física y psicológica de los reos, pues esto no se limita sólo al diagnóstico de una enfermedad, sino también incluye el acceso al tratamiento y seguimiento respectivo, siempre que el Estado esté en aptitud de proporcionarlos conforme a los recursos de que disponga.

"Las responsables han incumplido con su obligación de preservar y restablecer el derecho a la salud de la parte peticionaria del amparo al no proporcionarle los medicamentos que requiere, necesarios para el estado de salud del quejoso, en detrimento del derecho humano previsto en el artículo cuarto de la Constitución", concluyó.

Por ello, ordenó a las autoridades suministrar los medicamentos requeridos por el quejoso y que se instruya para que éstos sean suministrados en un futuro.

Balderas Garza fue sentenciado en febrero de 2019 a 20 años de prisión por delincuencia organizada como uno de los operadores de la célula de Édgar Valdez Villarreal, "La Barbie".

Sin embargo, su nombre se conoció luego de que le disparó a Salvador Cabañas, con lo que acabó con la carrera del futbolista.

EL UNIVERSAL informó que en los primeros meses del año, reos federales han denunciado ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que las autoridades penitenciarias no les proporcionan atención médica, no tienen las instalaciones necesarias para prestar servicios de salud ni les suministran medicamentos.

Datos del Sistema Nacional de Alerta de Violaciones de Derechos Humanos de la CNDH indican que en ese periodo, del penal de Almoloya han sido presentadas 14 quejas, principalmente por no brindar atención médica a los internos.