Un juez ordenó a la Casa Blanca devolver la credencial al periodista de CNN que se cruzó con Trump

LA NACION

WASHINGTON (AP).- Un juez federal en Washington ordenó al gobierno del presidente Donald Trump que devuelva inmediatamente las credenciales de prensa al periodista de la cadena CNN Jim Acosta.

El juez Timothy Kelly, nombrado para el puesto por el propio Trump, anunció su decisión tras una audiencia en Washington. Allí anunció que las credenciales de Acosta, corresponsal jefe de la cadena en la Casa Blanca, debían ser devueltas inmediatamente y reactivadas para permitirle acceso a la Casa Blanca.

CNN había pedido al juez que obligara a la Casa Blanca a devolverle sus credenciales a Acosta mientras continúa una demanda sobre la revocación de esos documentos de autorización.

La Casa Blanca retiró las credenciales de Acosta la semana pasada tras una acalorada conferencia de prensa en la que se enfrentó con Trump.

El corresponsal jefe de la cadena en la Casa Blanca se ha enfrentado repetidamente con Trump y la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders en las sesiones informativas de los últimos dos años.

El juez dijo que el gobierno de Trump no pudo establecer quién decidió, inicialmente, revocar el pase de Acosta. La Casa Blanca había explicado sus razones para revocar sus credenciales en un tuit de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, y en una declaración después de que CNN presentara su demanda. No obstante, el juez dijo que esos "esfuerzos tardíos no fueron suficientes para satisfacer el debido proceso".

El juez también determinó que Acosta sufrió un "daño irreparable", con lo que descartó el argumento del gobierno de que CNN podría enviar a otros reporteros a cubrir la Casa Blanca en lugar de Acosta. El juez dijo a los abogados que presentaran el lunes documentos adicionales en el caso.

Una relación tensa

En los últimos dos años, Acosta se ha enfrentado reiteradamente con Trump y la secretaria de prensa en las sesiones con periodistas. Sin embargo, esa dinámica evolucionó a un enfrentamiento casi a gritos durante una acalorada conferencia la semana pasada tras las elecciones legislativas en las que los republicanos perdieron el control de la Cámara de Representantes.

Acosta se negó a entregar el micrófono cuando el presidente indicó que ya no lo quería escuchar. Trump dijo que Acosta era una "persona grosera, terrible". Rápidamente la Casa Blanca anunció que se revocaría el acceso de Acosta.

La demanda de CNN dice que la revocación es un "intento descarado de censurar a la prensa y excluir a reporteros de la Casa Blanca que desafían y disputan los puntos de vista del presidente".

Trump ha dejado claro que le desagrada CNN desde antes de que asumiera el cargo y continuara en su presidencia. Ha etiquetado a la cadena como una fuente de "noticias falsas" tanto en Twitter como en declaraciones públicas.