El juez Juan María Ramos Padilla: "Esta Corte no puede seguir diez minutos más"

LA NACION
·3  min de lectura

El juez Juan María Ramos Padilla criticó con dureza a la Corte Suprema y se mostró "esperanzado" en la posibilidad de que el Gobierno impulse rápidos cambios en el Poder Judicial, a partir de la última carta de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien acusó al máximo tribunal de impulsar el "lawfare".

Afín al kirchnerismo, Ramos Padilla señaló, en declaraciones a El Destapa Radio: "Por fin viene un aire fresco, lo lanzó Cristina". Y cuestionó los tiempos del gobierno nacional: "En materia judicial, perdimos un año. Milagro (Sala) lo dijo hace cuatro años: me tiene presa (el expresidente Mauricio) Macri hace cuatro años, y me tiene presa hace un año el gobierno nacional y popular", dijo el magistrado.

Coronavirus: desde el Gobierno afirman que la vacuna rusa es "segura y eficaz para mayores de 60" años

Se refirió así a la dirigente social de la Tupac Amaru, quien tiene dos condenas que llegaron a la Corte Suprema por un recurso de queja. Mientras tanto, Sala se considera una "presa política" y se encuentra detenida con prisión domiciliaria por varias causas.

"El discurso de Cristina poniendo en caja a algunos refresca", insistió Ramos Padilla, de origen radical, quien meses atrás fue denunciado por ofender e insultar a políticos por Twitter, entre ellos el presidente Mauricio Macri y el diputado Pablo Tonelli, a quien calificó de "esperpento y ocupa".

Sus hijos son el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, cercano a La Cámpora,y el exsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Juan Martín Ramos Padilla. "Perdimos un año en el que que podrían haber habido reformas. Los juicios políticos a los jueces tendrían que haber empezado el año pasado", lanzó.

En ese sentido, el juez responsabilizó al presidente Alberto Fernández: "Faltó una decisión fuerte del Ejecutivo. Y ahora tengo toda la esperanza de que la decisión se tome. En dos o tres meses tendríamos que haber solucionado el problema de la Justicia. Sacando al Procurador, impulsando el juicio político de varios jueces, sacando los fondos a la Corte. Esta Corte no puede seguir diez minutos más. Esperemos que en febrero haya una decisión política fuerte y podamos empezar un año con una república completa", sostuvo.

"Las cosas, ahora, están peor que antes", se quejó. "Siguen haciendo lo que hacían y también protegen las porquerías que han hecho. Las están tratando de acomodar un poco. Antes, los malos se refugiaban en los cuarteles. Ahora se refugian en la Constitución. Y esto lo dice un juez", dijo.

A continuación, embistió nuevamente contra la Corte y volvió a cuestionar la falta de "decisión" del Presidente: "Néstor llegó al gobierno con el 22 por ciento de los votos, agarró un micrófono, y dijo: 'Se acabó la Corte automática". Estos han superado con creces a aquella Corte. Esta es la peor Corte de la historia", sostuvo.

Y comparó: "La Corte del año 30 sacó una doctrina llamada 'de la revolución triunfante'. A partir de entonces, los golpes usaron esa doctrina. Pero esta Corte superó todo lo imaginable. Es la corte más desprestigiada. Estas cortes se sostienen a sí mismas con su prestigio y con la confianza que despiertan en la sociedad. Podés hacer la mejor reforma, la mejor sinfonía, pero si no tenés los músicos que te cumplan, no te va a ir bien", ilustró.