Juez frena posible deportación o aprehensión del rumano Florian Tudor

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 13 (EL UNIVERSAL).- Un juez federal frenó, por ahora, la posible deportación, detención o aprehensión del rumano Florian Tudor, a quien se le vincula con la mafia rumana "Banda de la Riviera Maya", dedicada a la clonación de tarjetas bancarias en destinos turísticos mexicanos.

El juez Octavo de Distrito con residencia en Cancún, Quintana Roo, Julio César Ortiz Mendoza concedió la suspensión provisional al empresario quien es requerido por el tribunal de Bucarest, Rumania por tentativa de homicidio, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada.

Por estos hechos, seis de sus colaboradores ya fueron condenados a penas de entre tres y 10 años de prisión.

La demanda de amparo fue presentada el pasado seis de abril y la audiencia incidental, en la que el juez decidirá si concede o no la suspensión definitiva, está programada para este martes.

De acuerdo con los estrados judiciales, el juez recibió los informes de las diferentes autoridades señaladas como responsables, por lo que en las próximas horas notificará su resolución en el Incidente.

En tanto, programó para el próximo tres de mayo la celebración de la audiencia constitucional en la que decidirá si concede o no el amparo.