Juez de Florida multa a Trump y abogada por demanda "fívola"

En esta imagen de archivo, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncia que se presentará por tercera vez al cargo, durante un discurso en Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida, el 15 de noviembre de 2022. (AP Foto/Andrew Harnik, archivo) (ASSOCIATED PRESS)

NUEVA YORK (AP) — Un juez de Florida sancionó el jueves al expresidente de Estados Unidos Donald Trump y a una de sus abogados y les ordenó pagar casi un millón de dólares por presentar lo que calificó como una demanda falsa contra su rival en la carrera presidencial de 2016, Hillary Clinton, entre otros.

En un contundente escrito, el juez de distrito Donald M. Middlebrooks acusó a Trump de un “patrón de abuso de los tribunales" por presentar demandas frívolas con motivos políticos, lo que, según dijo, “socava el Estado de derecho” y “equivale a obstrucción de la justicia".

“Aquí nos enfrentamos a una demanda que nunca debería haberse presentado, que era completamente fívola, tanto factual como legalmente, y que fue presentada de mala fe con un proposito impropio”, escribió el magistrado en su fallo.

Citando las acciones legales emprendidas recientemente por Trump contra la junta del Premio Pulitzer, la fiscal general de Nueva York Letitia James, grandes empresas tecnológicas y la televisora CNN, describió al exmandatario como “un prolífico y sofisticado litigante” que utiliza las cortes “para vengarse de sus adversarios políticos”.

“Es un maestro del abuso estratégico del proceso judicial", agregó el juez.

El fallo obliga a Trump y a su abogada, Alina Habba, a pagar casi 938.000 dólares a los demandados en ese proceso.

Un vocero de Trump y Habba no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios el jueves en la noche.

En septiembre, Middlebrooks desestimó la demanda que Trump había interpuesto contra Clinton, antiguos altos cargos del FBI y el Partido Demócrata, rechazando las afirmaciones del expresidente de que ellos y otros conspiraron para hundir su campaña presidencial alegando vínculos con Rusia.

La denuncia nombraba como acusados a Clinton y a algunos de sus principales asesores, además de al exdirector del FBI James Comey y a otros funcionarios de la agencia implicados en la investigación acerca de si la campaña presidencial del republicano en 2016 se había coordinado con Rusia para influir en el resultado de los comicios.

El juez explicó entonces que la denuncia contenía “defiencias estructurales flagrantes" y que muchas de las “descripciones de los hechos son inverosímiles”.