Juez de Florida falla a favor de exreos que recuperaron el derecho al voto

Agencia EFE

Miami (EE.UU.), 24 may (EFE).- Un juez federal de Florida falló este domingo a favor de expresidiarios que recuperaron en 2018 el derecho al voto en ese estado del sureste de EE.UU. con una histórica decisión contra su gobernador, Ron DeSantis, quien había condicionado la restauración efectiva del sufragio al pago de multas y costas judiciales relacionadas con las condenas.

El juez Robert Hinkle señaló, en una resolución de 125 páginas a la que tuvo acceso Efe, que es inconstitucional que exreos que carecen de recursos tengan que pagar multas, honorarios y restituciones pendientes para recuperar su derecho al sufragio, y cuando además el Gobierno de Florida no tiene ni siquiera claro cuánto deben ya que no hay una base de datos unificada sobre sus deudas.

Amparado en la Vigésimo Cuarta Enmienda de la Constitución sobre igualdad electoral, el juez subrayó que Florida no "puede condicionar la votación en las elecciones estatales al pago de estos honorarios y costos".

De igual forma, hizo referencia a la Octava Enmienda, que "prohíbe la imposición de "multas excesivas".

El juez criticó asimismo que estos costos "son en esencia impuestos".

La decisión judicial, que se prevé será apelada por el gobierno del republicano DeSantis, puede habilitar la inscripción de unos 800.000 electores que se calcula no pueden pagar los costos judiciales, en su mayoría afroamericanos, que suelen votar a favor de los demócratas, en un año en que se decidirá la permanencia del republicano Donald Trump en la Casa Blanca.

"El estado de Florida ha adoptado un sistema bajo el cual a casi un millón de ciudadanos elegibles se les permitirá votar solo si pagan una cantidad de dinero", se lamentó el juez.

Agregó que la mayoría de estos ciudadanos carecen de recursos financieros para realizar el pago requerido y que además muchos "no saben, y algunos no podrán saber, cuánto deben pagar".

Por lo menos 1,4 millones de expresidiarios se vieron favorecidos del que fue considerado un gran triunfo en las elecciones de 2018, la aprobación de la Enmienda 4, que les devolvió el derecho al sufragio.

Pero la alegría duró poco con una nueva ley promulgada meses después por DeSantis que los obliga primero a pagar las deudas pendientes por costas judiciales, antes de ejercer de nuevo ese derecho.

El reto legal contra esta ley comenzó con 17 exreclusos que alegaron imposibilidad de pagar esas deudas, pero después se amplió a una demanda colectiva contra DeSantis, quien firmó el 2019 una ley que reguló la enmienda y que fue aprobada sin problemas por un poder legislativo estatal de mayoría republicana.

En su mayoría los afectados con la ley de DeSantis son afroamericanos, entre ellos muchas mujeres, a quienes se les impidió registrarse en el padrón electoral.

La Enmienda 4, que obtuvo en 2018 más del 64 % de aprobación, restauró el derecho al voto de aquellos reos que completaron sus condenas sin incluir a los que cometieron crímenes violentos como asesinatos o delitos sexuales.

Con la decisión del juez Hinkle se prevé que cientos de miles de nuevos votantes potenciales se podrán incorporar al padrón electoral de Florida, que hasta febrero pasado tenía un total de 13,7 millones de ciudadanos habilitados para ejercer el sufragio, entre ellos 5,1 millones demócratas, 4,8 millones de republicanos y 3,6 millones de independientes.

(c) Agencia EFE