Juez federal se pone del lado de la Florida en batalla contra mandato federal de vacunación de contratistas

·3  min de lectura

Diciendo que el presidente Joe Biden se excedió en su autoridad, un juez federal de Tampa respaldó el miércoles el intento de la Florida de bloquear un requisito de vacunación contra el COVID-19 para contratistas federales.

El juez federal de distrito Steven Merryday emitió una resolución de 38 páginas en la que concedió una moción de la procuradora general de la Florida, Ashley Moody, para una orden judicial preliminar contra el requisito.

La decisión de Merryday se centró en una orden ejecutiva de Biden emitida en septiembre y en las acciones resultantes de un grupo de trabajo, así como de la Oficina Federal de Gestión y Presupuesto, quienes siguieron adelante con el requisito de vacunación. El juez impugnó que el gobierno de Biden hubiera demostrado que el requisito era necesario.

“El alcance de cualquier absentismo atribuible al COVID-19 entre los contratistas y subcontratistas no se explica”, escribió Merryday. “La frecuencia y duración de cualquier retraso en la contratación atribuible al COVID-19 es inexplicable. El alcance de cualquier aumento de gastos atribuible al COVID-19 no se puede explicar. En otras palabras, el alcance de cualquier problema de contratación, ya sea pasado o futuro, relacionado con el COVID-19, no está demostrado y no es más que una hipótesis. fabricada apresuradamente pero no probada, sobre la historia reciente, así como una especulación artificiosa del futuro. Obviamente no es necesaria ninguna extensión y ni ampliación masiva del poder presidencial para curar un problema inexistente y, ciertamente, no existen ni “buenas causas” ni “circunstancias urgentes y apremiantes” que justifiquen el desprecio sumario de las exigencias del derecho administrativo y la reglamentación”.

La Florida es uno de los numerosos estados que se han opuesto al requisito de vacunación de contratistas, y un juez federal de Georgia emitió este mes una orden judicial a nivel nacional contra el requisito. El gobierno de Biden ha impugnado la decisión de Georgia ante el Tribunal Federal de Apelaciones del 11no Circuito, que también atiende casos provenientes de la Florida.

Moody presentó el caso de la Florida en octubre, argumentando en parte que el estado se vería perjudicado porque las agencias estatales tienen contratos con el gobierno federal.

Los abogados de la administración de Biden sostuvieron que la Florida no tenía capacidad legal para rechazar el requisito de vacunación, pero Merryday no estuvo de acuerdo, citando, por ejemplo, los contratos federales con la Universidad de la Florida (FU). Además, señaló una ley estatal aprobada el mes pasado, que bloquea los requisitos de vacunación.

“Como muestra la respuesta de la Florida, la Universidad de la Florida, por ejemplo, está en un aprieto”, escribió Merryday. “Si el gobierno federal adjudica una propuesta de contrato sujeta a la orden ejecutiva, el cumplimiento de la cláusula obligatoria por parte de la universidad entrará en conflicto con el deber de la universidad de obedecer la ley estatal que prohíbe un requisito de vacunación”.

Además, escribió que “la Florida demuestra una amenaza inmediata a una fuente sustancial de ingresos para el Estado”.

“En ausencia de una orden judicial preliminar, las acciones impugnadas de los demandados obligarán a cada agencia estatal a cumplir con la ley de la Florida y a perder los contratos existentes y futuros”, dijo la decisión. “Si una agencia estatal renuncia a la oportunidad de contratar con el gobierno federal, ninguna medida judicial puede remediar la pérdida. Incluso la vacilación de una agencia estatal (en deferencia a la ley estatal) para consentir la petición del demandado de modificar un contrato existente, podría agriar y poner fin a los contratos actuales y futuros que benefician a la Florida y a la nación”.

Moody, respaldada por el gobernador Ron DeSantis, se ha negado a una serie de acciones del gobierno de Biden relacionadas con temas como los requisitos de vacunación y la política de inmigración.

En junio, Merryday (que es juez federal desde 1992, nominado por el entonces presidente George Bush), también se puso del lado del estado en un desafío a las restricciones de los CDC en los cruceros en medio de la pandemia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.