Juez federal de EEUU recibió orden de tratar su alcoholismo

Por MICHAEL KUNZELMAN

BATON ROUGE, Louisiana, EE.UU. (AP) — Una juez federal que mostró un comportamiento inusual en el estrado antes de la misteriosa suspensión de varios juicios recibió una orden de tratar un alcoholismo tan grave que una compañera cree que no puede cuidar de sí misma, según documentos judiciales publicados el jueves.

Los documentos que revelan el alcoholismo de la juez de distrito Patricia Minaldi no aclaran si fue un factor en las discretas cancelaciones de juicios que ya habían comenzado en su sala del tribunal en Louisiana. Pero los documentos muestran que se mudó a una residencia con asistencia especializada en "tratamiento de la memoria" tres meses antes de presidir un caso penal que se suspendió sin explicación.

La orden de que Minaldi completara al menos 90 días de tratamiento contra la adicción provino de un magistrado de mayor jerarquía, el juez que preside la Corte de Apelaciones del 5to Circuito. Un registro médico recién publicado cita la gravedad del alcoholismo de Minaldi y "consecuencias legales derivadas" no especificadas como los motivos para la decisión.

No estaba claro cuándo emitió la orden el juez Carl Stewart, pero Minaldi, de 58 años, lleva de baja médica desde finales de diciembre. El 4 de enero llegó a un centro de rehabilitación, según un "resumen de alta de paciente" incluido en los documentos ahora desclasificados.

Los documentos forman parte de una demanda presentada por una vieja amiga y colega de la juez, la magistrada estadounidense Kathleen Kay. La demanda ponía en duda la capacidad física y mental de Minaldi para gestionar sus asuntos personales y financieros.

La demanda no era pública, pero abogados de la magistrada y Minaldi aceptaron difundir una versión editada de los registros después de una reclamación de The Associated Press y el diario American Press de Lake Charles.

En los documentos, Kay dijo que a Minaldi se le había diagnosticado "trastorno por consumo de alcohol" y "un grave síndrome de Wernicke-Korsakoff", una enfermedad neurológica degenerativa asociada al consumo excesivo de alcohol.

La demanda del 16 de marzo también decía que Minaldi vivía desde febrero en un centro asistido en Lake Charles. Para marzo, su estado era tan grave que era "incapaz de llevar a cabo sus actividades diarias" e "incapaz de atender de forma segura sus necesidades personales, asuntos financieros o de propiedad", según los documentos.

Minaldi ha servido como juez en la división de Lake Charles, en el Distrito Occidental de Louisiana, desde que fue nominada en 2003 por el entonces presidente George W. Bush.

Docenas de casas asignados en un principio a Minaldi han sido reasignados a otros jueces desde finales de diciembre. Minaldi es la única juez de distrito asignada a la división de Lake Charles.

En el sistema federal estadounidense, los jueces de distrito tienen mandatos vitalicios. Pueden obtener condición de veteranía una vez cumplen ciertos requisitos de edad y años de servicio, o retirarse declarándose incapaces. Sólo el Congreso puede destituir a la fuerza a un juez de distrito, a través de un proceso de impugnación, aunque las cortes federales revisan las acusaciones de mala conducta judicial o incapacidad y pueden imponer reprimendas y amonestaciones a los jueces.

Por lo general, las cortes federales intentan persuadir con discreción a los jueces para que renuncien si sufren problemas médicos o de adicción que puedan afectar a sus tareas, explicó el profesor de la Facultad de Derecho de la University of Pittsburgh.

"Ese es, la mayoría de las veces, un proceso muy efectivo", dijo Hellman.