Juez español en pesquisa sobre crímenes de guerra en Siria

Por ARITZ PARRA

MADRID (AP) — Un juez de España comenzó a escuchar testimonios sobre potenciales crímenes de guerra por parte del régimen del presidente Bashar Assad en Siria.

La demandante, Amal Hag Hamdo Anfalis, es una ciudadana española cuyo hermano fue presuntamente secuestrado y torturado en Damasco antes de ser ejecutado en 2013.

El lunes, la mujer le dijo al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, en Madrid, que su hermano era solamente un chofer que transportaba nueces y frutas secas en su camión y que no estaba involucrado con la oposición siria.

Explicó además cómo la familia identificó el cuerpo de la víctima entre fotos sacadas clandestinamente de Siria por un fotógrafo forense. El fotógrafo, apodado César, pudiera declarar ante el juez el próximo mes, de acuerdo con la abogada de la demandante, Maite Parejo.

El propio Assad no es investigado, dada su inmunidad bajo las leyes internacionales, pero nueve de sus colaboradores más cercanos en la agencias de seguridad e inteligencia sí lo son, incluso el vicepresidente Faruk a-Sharaa y el jefe de inteligencia Alí Mamluk.

De acuerdo con el juez, los nueve pudieran enfrentar cargos relacionados con terrorismo y desaparición forzada, bajo las leyes de jurisdicción universal de España. Previamente, España ha tomado casos de justicia internacional contra ciudadanos extranjeros, aunque casi ninguno ha ido a juicio.

Pese a las dificultades inherentes, Parejo dijo que el inicio de la investigación marca un paso importante en la determinación de responsabilidad sobre la muerte del chofer y otros delitos en Siria.

La abogada dijo que declarar ante un juez es una forma de reparación para las víctimas y que su representada puede sentir que alguien finalmente le escucha.

La de España es la primera investigación por una corte en cualquier parte del mundo sobre crímenes de guerra en Siria.

Hasta ahora, Rusia ha impedido el envío de causas contra el régimen de Assad a la Corte Penal Internacional.