Juez en EEUU vuelve a aplazar ejecución de una mujer

MICHAEL BALSAMO
·3  min de lectura
ARCHIVO - Esta fotografía de archivo del 28 de agosto de 2020 muestra el Complejo Penitenciario Federal en Terre Haute, Indiana, donde estaba programada para enero la ejecución de la única mujer en el pabellón de la muerte en Estados Unidos, Lisa Montgomery . (AP Foto/Michael Conroy)

WASHINGTON (AP) — El Departamento de Justicia reprogramó en forma ilegal la ejecución de la única mujer en el pabellón de la muerte en Estados Unidos, dijo un juez federal, lo que podría derivar en que el gobierno del mandatario Donald Trump fije una nueva fecha para después de la asunción presidencial de Joe Biden.

El juez Randolph Moss anuló una orden del director de la Oficina de Prisiones que había fijado para el 12 de enero la fecha de ejecución de Lisa Montgomery.

La ejecución de la mujer estaba inicialmente prevista para este mes en el Complejo Penitenciario Federal en Terre Haute, Indiana, pero Moss la había aplazado después de que los abogados defensores le pidieron que ampliara el periodo para presentar una petición de clemencia. Los abogados contrajeron el coronavirus cuando visitaron a su defendida.

Moss había prohibido a la Oficina de Prisiones hacer efectiva la pena capital contra Lisa Montgomery antes de finalizar el año y las autoridades la reprogramaron para el 12 de enero. Pero el juez determinó el miércoles que la agencia también tenía prohibido reprogramar la ejecución durante el aplazamiento vigente.

“La corte, por lo tanto, concluye que ‘no se apega a la ley’ la orden del director para fijar una nueva fecha de ejecución mientras está en vigor un aplazamiento de la corte”, escribió Moss.

Un portavoz del Departamento de Justicia no respondió de momento a una solicitud para que hiciera declaraciones sobre el asunto.

Montgomery fue declarada culpable de asesinar a Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, en la localidad de Skidmore, en el noroeste de Missouri, en diciembre de 2004. Montgomery utilizó una cuerda para estrangular a Stinnett, que tenía ocho meses de embarazo, y después con un cuchillo de cocina le sacó del vientre a una bebé, según las autoridades.

De acuerdo con los fiscales, Montgomery extrajo a la bebé del cuerpo de Stinnett, se la llevó e intento hacerla pasar como su hija. La defensa de Montgomery ha argüido que ella sufre trastornos mentales graves.

Por lo general, según los lineamientos del Departamento de Justicia, un condenado a muerte debe recibir con antelación de 20 días aviso de que será ejecutado. Debido a la orden del juez, si el Departamento de Justicia decide reprogramar la fecha para enero significaría que la ejecución deberá fijarse para después de que Biden asuma la presidencia el 20 de enero.

Un portavoz de Biden dijo a The Associated Press que el presidente electo “se opone a la pena de muerte ahora y en el futuro” y como mandatario procurará poner fin a su aplicación. Sin embargo, representantes de Biden no dijeron si habría una pausa en las ejecuciones de inmediato cuando él asuma la Casa Blanca.

“Debido a la severidad de los trastornos mentales de la señora Montgomery, las torturas sexuales y físicas que sufrió en su vida, y la conexión entre su trauma y los hechos de su crimen, solicitamos al presidente Trump que le conceda clemencia y le conmute la pena a cadena perpetua”, dijo uno de los abogados defensores, Sandra Babcock, en un comunicado.

Otros dos presos federales tienen programada su ejecución para enero pero después de que dieran positivo al coronavirus sus abogados solicitaron que se les aplacen.

___

Balsamo está en www.twitter.com/MikeBalsamo1.