Juez bloquea ejecuciones en Arkansas con inyección letal

Por ANDREW DeMILLO

LITTLE ROCK, Arkansas, EE.UU. (AP) — El plan de Arkansas para ejecutar a ocho hombres este mes sufrió otro golpe el viernes, luego que un juez le prohibió al estado usar un fármaco para inyección letal y el máximo tribunal estatal le concedió una suspensión a uno de los primeros reos programados para morir.

El juez de circuito del condado Pulaski, Wendell Griffen, emitió un interdicto temporal que le impide a Arkansas usar sus suministros de bromuro de vecuronio, después de que la compañía McKesson indicó que le había vendido el fármaco al estado para que lo usara con fines médicos, no en la pena capital. Griffen fijó una audiencia para el martes, al día siguiente de que se iba a efectuar la primera ejecución.

El fallo de Griffen detiene las ejecuciones, cuyo número había disminuido a seis después de la orden de la Corte Suprema estatal el viernes que bloqueó una ejecución y de que un juez federal suspendió otra la semana pasada, a menos que sea revertida o el estado halle alguna nueva fuente que le suministre el fármaco.

La oficina de la fiscal Leslie Rutledge indicó que ella planea presentar una solicitud de emergencia ante la Corte Suprema estatal para que anule la orden, e indicó que Griffen no debería manejar el caso. Horas antes, medios de comunicación locales tuitearon fotografías del juez en una manifestación realizada por opositores a la pena de muerte frente a la mansión del gobernador.

"Como opositor público a la pena capital, el juez Griffen debió haberse recusado de este caso", dijo Judd Deere, portavoz de Rutledge.

La orden fue emitida el mismo día en que los magistrados emitieron una suspensión en el caso de Bruce Ward, cuya ejecución estaba programada para el lunes por la noche por homicidio.

Los abogados de Ward han argumentado que se le ha diagnosticado esquizofrenia y carece de una comprensión racional sobre su ejecución.