El juez aupado por Bolsonaro se justifica por la condena a un diputado de ultraderecha

·2  min de lectura

Brasilia, 21 abr (EFE).- El magistrado André Mendonça, promovido a la Corte Suprema por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, justificó este jueves su respaldo a una condena a prisión dictada contra un diputado de la ultraderecha que respalda al Gobierno.

Daniel Silveira, uno de los referentes de los grupos de apoyo a Bolsonaro, fue condenado a ocho años y nueve meses de cárcel tras haber amenazado a los magistrados del Supremo, exigir la "clausura" de esa corte y del Parlamento y promover una "intervención militar" similar a la que en 1964 impuso una dictadura que duró 21 años.

Mendonça, quien hasta mediados del año pasado fue ministro de Justicia y fue propuesto por Bolsonaro para integrar el Supremo por su talante "terriblemente evangélico" y conservador, votó a favor de la condena, aunque llegó a proponer una pena menor.

Por ese voto, desde la noche de este jueves ha sido descalificado e insultado en las redes sociales por grupos de ultraderecha, que le han tildado de "traidor", "decepción" y hasta "comunista", a lo que el juez respondió este jueves por la misma vía de internet.

"Frente a varias manifestaciones sobre mi voto, me siento en el deber de esclarecer que, como cristiano, no creo que haya sido llamado para endosar comportamientos que incitan a la violencia" y, "como jurista, para avalar graves amenazas físicas contra quien sea", escribió Mendonça en sus redes sociales.

"Hay formas y formas de hacer las cosas. Es preciso separar la cizaña del trigo" y, "aun pudiendo no ser comprendido, tengo la convicción de que hice lo correcto", agregó el magistrado.

La sentencia contra Silveira fue aprobada por diez votos frente a sólo uno en contra, emitido por el juez Kassio Nunes, quien también llegó al Supremo promovido por Bolsonaro, en 2020.

La decisión se apoyó en una acusación de la Fiscalía General, según la cual el diputado incurrió en los delitos de "coacción, incitación a la violencia, atentados contra el Estado de Derecho y las instituciones democráticas e intentar impedir su funcionamiento mediante grave amenaza".

En videos divulgados en redes sociales, Silveira había llegado al extremo de sugerir el asesinato de jueces del Supremo, de quienes decía que "conspiraban" contra el Gobierno de Bolsonaro.

Asimismo, promovió actos antidemocráticos, algunos alentados por el propio mandatario, en los que se instaba a "invadir" el Supremo y el Parlamento y forzar una "intervención militar" para "clausurar" esos dos poderes y mantener a Bolsonaro en el poder.

El mandatario, que aún no se ha pronunciado sobre la sentencia, respaldó en muchas ocasiones a Silveira y enmarcó sus actitudes en una supuesta "libertad de expresión", un alegato esgrimido por la defensa del diputado en el juicio y rechazado por el Supremo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.