Juegos Paralímpicos: Yanina Martínez terminó cuarta en la carrera de los 100 metros T36 y recibió diploma paralímpico

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El photofinish de la carrera de Yanina Martínez en los 100 metros T36
El photofinish de la carrera de Yanina Martínez en los 100 metros T36

Apenas tres centésimas la dejaron sin la medalla de bronce a Yanina Martínez. Había llegado a Tokio con el sueño de repetir el logro alcanzado en Río 2016, pero no pudo ser. Finalizó cuarta, a 0.03 del tercer puesto y 0.05 de la medalla de plata. Una carrera intensa, trabajada y estratégica que terminó por dirimir el photo finish. El oro fue para la imbatible corredora china Yiting Sh , quien voló sobre la pista y marcó un nuevo récord mundial: 13s61. Martínez se quedó con un diploma paralímpico en la carrera de los 100 metros T36, y más allá de no haberse subido al podio, dio por terminada a pura sonrisa su participación en los Juegos Paralímpicos de Tokio.

En Río 2016, Yanina coronó su preparación paralímpica con una medalla de oro, y con aquel metal rompió una sequía de 20 años sin primeros puestos para el atletismo argentino. En aquella ocasión, marcó un tiempo de 14s46 y la felicidad, el alivio y el abrazo con su entrenador coronaron aquella gesta histórica. Esta mañana, en la capital japonesa no pudo repetir y se quedó sin podio. Delante de ella llegaron la rusa Elena Ivanova y Danielle Aitchison, de Nueva Zelanda.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Martínez acaba de finalizar su tercera participación paralímpica, en la que suma dos medallas (aquel oro en Río y el bronce en los 200 metros en Tokio) y tres diplomas: en la Cidade Maravilhosa, con el cuarto puesto en la carrera de los 200m y el obtenido en Londres 2012 en la prueba de los 100. Con 27 años, es una de las figuras de la delegación argentina y fue la abanderada en dos oportunidades. Ella fue quien portó la bandera en la ceremonia de clausura en la cita brasileña, y fue la encargada, junto al judoca Fabián Ramírez, de encabezar al equipo nacional en la ceremonia de apertura una semana atrás en esta realización.

Su camino a la final la ilusionó con una nueva conquista. La rosarina obtuvo un registro de 14s60, con el que pudo ubicarse tercera en su serie y cuarta en la clasificación general eliminatoria de la distancia. Delante de ella terminaron las mismas que luego ganarían la prueba: la neocelandesa Danielle Aitchison (14s35), la rusa Elena Ivanova (14s46) y la china Yiting Shi (14s50).

No habrá sido el resultado que esperaba, pero sin dudas lo disfrutó. Correr es lo que más ama y la divierte. El atletismo se convirtió en su pasión, y de la mano de Martín Arroyo fue abriendo su camino, disfrutando cada paso y sonriendo luego de cada una de sus conquistas. La velocidad, el grupo de entrenamientos y tener un objetivo se convirtieron en su motor, en su aliento para impulsarse. Su carrera -aunque ella lo toma como un estilo de vida- comenzó en 2007 en los Juegos Evita, un año después alcanzó su primera victoria y luego fue llamada a la selección. Una carrera en ascenso, intensa e impensada. Y llena de logros.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En los Juegos Parapanamericanos juveniles 2009 sumó una medalla de oro en los 200 y la de plata en los 100. Y luego, ya en la categoría de mayores, en Guadalajara 2011 ganó dos medallas de plata en aquellas pruebas a las que en la próxima edición cambió por dos de oro y defendió con categoría en Lima 2019. A eso se les suman sus logros paralímpicos, y sus conquistas en los Mundiales. En los campeonatos del mundo se adjudicó tres medallas de plata en la prueba de los 100 metros (2015, 2017 y 2019), dos medallas de bronce en los 200 (2015 y 2019) y la de plata en 2017.

“Con el atletismo, ella es feliz y la pasa bárbaro. Corre y se ríe” , la frase de su mamá se repite en todas las entrevistas. Su entrenador da fe y Yanina se ocupa de demostrarlo. Antes de la competencia, cuando la cámara de televisión realiza un paneo por las corredoras, ella se muestra feliz, sonríe, manda besos. En esta ocasión, posó con sus manos y uñas, aquellas que pintó con los colores argentinos.

Más diplomas argentinos

En natación hubo presencia argentina. En la final de los 200 metros combinados SM9, Daniela Giménez, quien se había clasificado segunda y sexta en la general, finalizó octava con un tiempo 2m39s60 y así sumó su segundo diploma de las cuatro pruebas en las que participó. Además, estuvo Nadia Báez en competencia. La nadadora se quedó con el quinto puesto en la prueba de los 100 metros pecho SB11 con una marca de 1m30s77, su mejor marca personal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Gustavo Fernández, por su parte, quedó eliminado en los cuartos de final de tenis en silla de ruedas. El cordobés no pudo con el británico Gordon Reid, campeón en Río 2016, y perdió por 7-5, 3-6 y 6-1 en dos horas y media de juego. El partido entre Fernández (séptimo del ranking) y Reid (cuarto) se desarrolló en la cancha 1 del Ariake Tennis Park, en la capital japonesa. El argentino arrancó la competencia en segunda ronda venciendo al español Francesc Tur por 6-1 y 6-0. Y posteriormente el tenista argentino de 27 años venció en octavos de final al belga Jef Vandorpe por otro contundente 6-2 y 6-1, antes de llegar a estos cuartos en que resultó derrotado por Reid, de 29 años, además número uno del mundo en dobles.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En el atletismo, Antonella Ruíz Díaz en lanzamiento de disco F41, finalizó novena con una marca de 21m42. En tanto, en el debut de Gabriel Sosa, en los 100 metros T54, fue descalificado ya que se movió antes del momento de la partida. La última en participar fue Romina Fernández, quien en lanzamiento de bala F32, terminó séptima con 4m41, y así sumó su segundo diploma paralímpico.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.