Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 no anunciaron la pandemia de coronavirus

·4  min de lectura

Publicaciones compartidas centenares de veces al menos desde febrero de 2021 muestran un fragmento de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 en el que aparecen virus, jeringuillas y esqueletos como supuesta prueba de que la pandemia de covid-19 fue planeada. Sin embargo, esta interpretación es falsa. El tema del acto inaugural fue “Mediterráneo, olímpico”, y el espectáculo no tenía ningún vínculo con la situación sanitaria que estalló a fines de 2019.

“Juegos Olímpicos Barcelona 1992. Todo planeado”, dice una publicación en Facebook de diciembre pasado junto a una secuencia de dos minutos en la que se comparan elementos del espectáculo con iconografía de la pandemia de SARS-CoV-2.

Secuencias similares han sido compartidas centenares de veces en Facebook (1, 2) y en Twitter (1, 2, 3). También se difunden capturas de pantalla de dichos clips (1, 2, 3).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 13 de enero de 2022

Contenido similar circula también en rumano (1), francés e inglés.

Sin embargo, la interpretación de que este acto evidencia que la pandemia de covid-19 está planeada es equivocada, ya que la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de 1992 buscó recrear, de hecho, el nacimiento de Barcelona.

El tema del espectáculo, “Mar Mediterráneo”

Los Juegos Olímpicos de 1992, que se celebraron en Barcelona del 25 de julio al 9 de agosto, fueron los primeros que se organizaron en España, y fue la primera vez desde 1972 que participaron todos los países del Comité Olímpico Internacional tras cuatro citas marcadas por los boicots.

El acto inaugural, celebrado el 25 de julio de 1992, estuvo dirigido por el grupo de teatro catalán la Fura dels Baus. El vídeo compartido en redes sociales fragmentó secuencias a partir del minuto 45 de la ceremonia completa, disponible en el canal de YouTube de los Juegos Olímpicos. Registros de ese día también fueron publicados por la AFP y otras agencias como Getty Images o Alamy.

La Fura dels Baus es un grupo teatral conocido por su estilo rupturista y por el uso de nuevas tecnologías. Este conjunto de creadores es pionero en la reconceptualización de dos de los aspectos más significativos del arte dramático: el espacio teatral, que redefinen trasladándolo a espacios no convencionales, y el público, cambiando su rol de pasivo a activo (lo que se conoce como romper la “cuarta pared”).

Según su sitio web, el espectáculo realizado durante los Juegos Olímpicos de 1992 se llamó “Mediterráneo, mar olímpico” y mostró la historia del viaje de Jasón y los argonautas hasta las columnas de Hércules que, según la mitología clásica, era la puerta de entrada al mundo desconocido.

“En el transcurso del viaje que se representó en el Estadio Olímpico, los argonautas se enfrentaron, en la mejor tradición clásica, a las furias que representaban la guerra, la contaminación, el hambre y la enfermedad: las furias de los primeros navegantes tienen su equivalente actual”, explica el grupo en su página web. Según la Fura dels Baus, “el espectáculo culminaba cuando Hércules, después de cruzar el recinto, separaba las columnas y permitía que el mar, formado por cientos de personas, fluyera e inundara lo desconocido, en clara alegoría del encuentro entre culturas, razas y pueblos”.

Una conceptualización universal

AFP Factual se puso en contacto con el grupo La Fura dels Baus para que explicara los elementos utilizados en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de 1992 y si estos tenían algo que ver con la situación sanitaria actual.

“Nuestra actuación en la apertura de los Juegos Olímpicos no tiene ninguna vinculación con la pandemia de coronavirus. En esta performance abordamos los grandes males de la humanidad”, dijo a la AFP Carlus Padrissa, uno de los codirectores de la Fura dels Baus el 11 de enero de 2022. Además, él fue uno de los encargados de diseñar la coreografía de dicha representación.

“La actuación consistía en un barco que representaba la humanidad que estaba siendo atacada por el mar que contenía los grandes males de la sociedad: la guerra, la enfermedad, la contaminación (la hidra era una chimenea de la que salía humo)”, explicó, e insistió en que “las figuras simbolizan los males a los que debe enfrentarse la humanidad, mientras toda la sociedad viaja junta en el mismo barco”.

Una bandera olímpica gigante cubre la pista del estadio de Montjuïc durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona, el 25 de julio de 1992 ( AFP / Michel Gangne)

Respecto a la fisonomía similar vinculada a la pandemia, el grupo de teatro explicó que tomaron de referencia “al virus del sida, que afectó a la población en la década de los 80 y principios de los 90”. “Los virus son muy parecidos a la hora de representarlos”, dijo Padrissa a la AFP.

En el acto inaugural “simbolizamos los principales problemas del ser humano como especie”. Sin embargo, “la historia del espectáculo tuvo un final feliz, ya que el barco llegó a puerto iluminado por los rayos del sol y se fundó la ciudad”, explicó Padrissa.

El grupo de teatro dijo a la AFP que quería “hacer un espectáculo muy humanista y universal”. Consultado sobre las publicaciones en redes sociales, el codirector dijo: “Nos ha sorprendido saber que esta actuación está siendo relacionada con la pandemia, lo que ocurre es que nuestra iconografía es universal, ya que los problemas globales como el del coronavirus o las desigualdades o la emergencia climática provocan que todos tengamos que remar en la misma dirección”. “No somos Nostradamus de ninguna manera, somos creadores artísticos”, concluyó.

¿Quién es Cobi?

“Miren nomas en los juegos olímpicos de 1992, la mascota oficial se llamaba, COBI mucha coincidencia no, y fue en el año 1992, casualidad COBI 19 los primeros 2 números del año”, dice el texto sobreimpreso en algunos clips de la ceremonia inaugural olímpica.

Cobi fue la mascota oficial de los Juegos Olímpicos de 1992, y su nombre es una alusión a COOB’92, abreviatura de Comité Organizador Olímpico Barcelona ‘92. Fue el nombre elegido porque es simple y fácil de pronunciar en la mayoría de los idiomas, según el sitio web oficial de los Juegos Olímpicos.

Cobi es un perro de los Pirineos, humanizado y realizado en estilo cubista, que fue diseñado por el artista y diseñador español Javier Mariscal. La mascota fue presentada públicamente en 1987, año en que se inició la construcción de la Villa Olímpica de Barcelona.

Las mascotas, embajadoras de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, son un elemento clave de estos eventos deportivos desde 1968 y desempeñan un papel importante en la bienvenida a los atletas y visitantes y en la promoción de la historia y la cultura de la ciudad anfitriona, como se describe en el sitio web olímpico. Cada edición tiene su propia mascota.

AFP Factual ha verificado como falsas publicaciones en redes sociales según las cuales también los Juegos Olímpicos de Londres 2012 anunciaron la pandemia de covid-19. Tampoco es la primera vez que circula desinformación sobre predicción de la pandemia años antes de la irrupción del SARS-CoV-2 (1, 2).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.