"Todo está en juego" en la votación del martes, dicen los demócratas en Pensilvania

"Todo está en juego": al igual que miles de simpatizantes del Partido Demócrata, Jacqueline Smythe dijo temer un doloroso revés en su vida en caso de una victoria republicana en las elecciones de mitad de mandato del próximo martes en Estados Unidos.

Smythe, una terapeuta en salud mental de 30 años, asistió el sábado a un mitin de campaña del presidente Joe Biden y su antecesor Barack Obama en Filadelfia, la ciudad donde se firmó la Declaración de Independencia de Estados Unidos en 1776.

"Ya no tenemos Roe vs. Wade", dijo a la AFP, refiriéndose al caso de 1973 que consagró el derecho al aborto en Estados Unidos, y cuya sentencia la Corte Suprema de mayoría conservadora revocó en junio.

Para Smythe, es "aterrador" saber que, en caso de quedar embarazada, "no tengo derecho a elegir potencialmente, dependiendo de cómo vayan las elecciones el martes".

"Todo está en juego", dijo en el estadio en que Biden y Obama hablaron el sábado.

Según ella, "el Partido Republicano se está convirtiendo casi en una dictadura".

Smythe no es la única que piensa así.

En las gradas, bajo enormes banderas estadounidenses, Ashley Rubio, de 26 años, dijo sentir lo mismo. "Da miedo como mujer en estos días", dijo.

Más allá del aborto, podría peligrar la atención médica en general, siempre un tema polémico en Estados Unidos: los demócratas tienden a favorecer más apoyo del gobierno, mientras que los republicanos prefieren que se privatice.

"Solo quiero poder ir a un médico", sostuvo Rubio, mientras en el ambiente se escuchaban canciones de Daft Punk, Whitney Houston y Beyonce.

- Nostalgia de Obama -

En el estado de Pensilvania, donde se encuentra Filadelfia, todos los ojos están puestos en la votación para un escaño en el Senado. Actualmente, republicanos y demócratas tienen 50 bancas cada uno y es la vicepresidenta Kamala Harris, demócrata, quien aporta el voto de desempate.

Eso significa que perder solo un escaño podría hacer que los demócratas se queden sin el control de la Cámara alta del Congreso.

En Pensilvania, la votación está muy reñida, según las encuestas.

Mehmet Oz, un médico que se volvió estrella de la televisión y cuenta con el respaldo del expresidente Donald Trump, compite por los republicanos.

Las esperanzas demócratas están puestas en John Fetterman, actualmente el vicegobernador del estado que antes fue alcalde de un pequeño pueblo muy afectado por la desindustrialización. Fetterman es famoso por su corpulencia y su preferencia por las sudaderas y los pantalones cortos.

La carrera se ha apretado a favor del republicano.

Fetterman, de 53 años, sufrió un derrame cerebral en mayo que alteró su campaña, y por momentos tuvo problemas durante un reciente debate televisado con Oz.

"Fue lo suficientemente valiente como para presentarse. Y debes ganar puntos por ser lo suficientemente valiente como para hacer eso", consideró Michael Cooperman, un maestro de 54 años que fue al acto demócrata en Filadelfia.

Cooperman dijo sentir nostalgia de Obama, cuyo discurso de 2006 en Filadelfia fue "impresionante", aseguró. Para este docente, la elección de Biden, el exvicepresidente de Obama que derrotó a Trump en 2020, fue "un voto por la restauración de la normalidad y la decencia".

Dado que las elecciones de medio mandato generalmente son vistas como un referendo sobre el presidente en ejercicio, queda por ver qué camino tomará Estados Unidos esta vez.

arb/nr/st/ec/ad/cjc