Juego de Estrellas pone en evidencia al béisbol moderno

·3  min de lectura
ESTRELLAS-BEISBOL MODERNO (AP)
ESTRELLAS-BEISBOL MODERNO (AP)

El Juego de Estrellas exhibió lo que es el béisbol hoy en día: jonrones, ponches y formaciones defensivas que asfixian la ofensiva.

La Liga Nacional se mantuvo sin ningún tipo de hit entre el primer y octavo episodios en la derrota del martes por 3-2, su novena consecutiva.

Cuatro de las cinco carreras se anotaron mediante jonrones.

Se propinaron 22 ponches, incluyendo a los últimos tres bateadores con 10 lanzamientos de Emmanuel Clase de Cleveland. El duelo duró 3 horas y 11 minutos a pesar de que sólo se registraron 13 hits, cinco boletos, dos pelotazos y un corredor que se embasó por un error.

Veinte pitchers sumaron 299 lanzamientos, 105 fueron rectas. La recta más lenta alcanzó las 90.2 millas por hora, en el segundo lanzamiento del encuentro por parte del zurdo Clayton Kershaw, de 34 años.

Del total, 48 superaron las 98 millas por hora y Ryan Helsley de los Cardenales de San Luis se convirtió en el rey de la velocidad. El derecho de 28 años superó las 100 millas en ocho de sus 15 lanzamientos. El más veloz alcanzó las 103 mph y terminó en un foul de Luis Arráez de Minnesota en la octava.

“Salí y demostré lo que tengo”, aseguró Helsey. “Fue un gran ambiente”.

Ty France de Seattle bateó un foul a una recta de Helsey, para posteriormente poncharse al intentar conectar un slider bajo y afuera de la zona.

“Como es el béisbol ahora, todos te lanzan fuerte. No es divertido enfrentares, pero así es”, reconoció France.

Los pitcheos de Clase, derecho dominicano de 24 años, oscilaron entre las 97.7 mph y 100.3 mph.

Las formaciones defensivas desplegadas por Joe Espada, el coach de banca de Dusty Baker con los Astros de Houston, derivaron en outs a batazos que solían ser hits. Por ejemplo, el rodado de Juan Soto en el tercer inning fue fildeado por el segunda base Andrés Giménez, internándose 20 pies hacia el jardín derecho.

La Liga Nacional sumó todas sus anotaciones en los primeros 13 lanzamientos de Shane McClanahan en la primera entrada mediante un doble de Ronald Acuña Jr. al abrir el juego, el sencillo remolcador de Mookie Betts y luego el jonrón de Paul Goldschmidt.

La ofensiva de la Liga Americana fue más condensad. Giancarlo Stanton bateó un cuadrangular de dos carreras en la cuarta frente a Tony Gonsolin y Byron Buxton la desapareció cuatro lanzamientos después.

Esto no sorprende en una temporada en la que el porcentaje de bateo cayó a .242, el promedio más bajo desde 1967.

El comité de competencia del béisbol ha considerado cambios para la próxima temporada, algo que los puristas consideran revolucionarios y que algunos ven como necesarios. Se da por seguro el uso de un cronómetro al pitcher después de ponerse a prueba este año en las ligas menores.

El comisionado Rob Manfred está entusiasmado por los cambios, pero los peloteros guardan recelo. Aún así, el sindicato acordó dejar que un comité, compuesto en su mayoría por la gerencia, realice cambios a partir de la próxima campaña.

“Nuestros jugadores han estado muy involucrados en el proceso, y eso no sorpende", dijo el jefe del gremio de peloteros Tony Clark.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.