¿Qué está en juego para las comunidades socialmente desfavorecidas en el proceso de redistribución de distritos en Florida?

·6  min de lectura

Entre el 2010 y el 2020, Florida sumó casi 3 millones de residentes según datos del Censo y uno de los análisis más recientes del Centro de Justicia Brennan. Uno de los datos principales que se señalan es que este aumento de población en el Estado del Sol fue mayormente por parte de las llamadas minorías o comunidades socialmente desfavorecidas.

“Los residentes no blancos representaron más del 90 por ciento de las 2,736,877 personas que se sumaron a la población del estado durante la última década, principalmente gracias al aumento de la población latina”, dice el reporte.

Es por esta razón que varias organizaciones y líderes políticos de la comunidad, como la representante del distrito 47 en el condado de Orange Anna Eskamani, están tan preocupados por cómo se está llevando a cabo este proceso.

“Hablando a nivel estatal necesitamos que nuestros miembros de la comunidad hispana estén conscientes de la falta de transparencia ahora mismo”, dijo Eskamani. “Hace 10 años la legislatura en realidad hizo un tour por el estado, fueron a ciudades locales a escuchar directamente de los ciudadanos en los mapas … Eso no está pasando esta vez, ellos no harán ninguna reunión local. Todo pasará en Tallahassee, así que es muy frustrante”.

Dicha frustración se debe a la historia de cómo se ha dado este proceso en décadas previas.

“Los puestos de los estados en la Cámara de Representantes y los puestos del Senado y los del Congreso se realizan en la legislatura”, Eskamani explicó. “Desafortunadamente, en el pasado ha sido un proceso bastante partidista donde los puestos se han dibujado para beneficiar al partido mayoritario sobre el minoritario y esto totalmente debilita el poder del voto de la persona, porque lo que termina pasando es que las comunidades se dividen en vez de mantenerse juntas. Tu voto se divide a la mitad”.

El Sentinel Orlando contactó a varios partidarios republicanos incluyendo a las oficinas de los senadores Marco Rubio y Rick Scott para hablar sobre cómo esta redistribución beneficia o afecta a sus constituyentes, especialmente qué deben tener en cuenta los que viven en zonas predominantemente hispanas, y no se recibió respuesta al cierre de esta edición.

La representante Eskamani resaltó que una de las desventajas que tienen las minorías durante esta ronda del proceso es la falta de información inclusiva para todos los miembros de la comunidad.

“Creo que mucha de la información está solamente proveída en inglés”, dijo. “Tiene que haber un esfuerzo intencional para informar a nuestros residentes de diferentes antecedentes culturales en este proceso, en su idioma”.

María Revelles, directora del programa Chispa Florida, opina que el tema no está siendo lo suficientemente discutido, ni siquiera en inglés. Pero que la falta de información en español sigue siendo mucho más preocupante.

“Yo creo que también es intencional, no quieren que la comunidad esté tan al claro de que significa eso [el proceso]”, dijo Revelles. “Si no estamos en la mesa vamos a estar en el menú. Si nosotros no estamos ahí tomando las decisiones por nuestras comunidades alguien va a tomar esas decisiones, y nuestras comunidades van a ser simplemente una pieza que mover para un lado o para el otro”.

Organizaciones locales como Chispa Florida y Alianza Center se han encargado de tener charlas tanto informales como formales para educar a la comunidad hispana en los conceptos claves de la redistribución.

Zulma Vélez Estrada, asesora senior del director ejecutivo de Alianza Center, dijo que se ha visto una participación balanceada de parte de ambos partidos políticos durante los seminarios que ofrecieron en el tema.

“La educación política no partidista es bien importante que se mantenga constante y que cada individuo en particular se oriente para que sepa hasta donde van sus derechos y cuando esos derechos son coartados sin que ellos se den cuenta”, comentó.

Vélez dijo que el condado de Osceola tuvo un crecimiento de población de 45 por ciento, clasificando como uno de los condados de mayor crecimiento en el país.

Debido al aumento en la población del estado se muestra la posibilidad de delinear un distrito nuevo a nivel del Congreso, lo cual puede ser beneficioso si mantiene comunidades unidas, o poner en peligro a representantes como Darren Soto quien recientemente fue añadido a la lista de blancos (target) en el Congreso del partido republicano.

Al Soto ser añadido a la lista se insinúa que la legislatura, mayormente controlada por republicanos, quiera ser ambiciosa al redelinear los distritos, poniendo en duda la posibilidad de reelección de Soto en el siguiente ciclo del 2022.

La oficina de Soto, el primer congresista de raíces puertorriqueñas del estado, le dijo a El Sentinel Orlando que por ahora no tenían comentario en cuanto a este anuncio.

De acuerdo con el análisis estatal del Centro de Justicia Brennan, “la zona que recorre la autopista I-4 en el centro de Florida, en especial alrededor de Orlando y Tampa, tuvo el mayor crecimiento poblacional, lo cual significa que podría ser el área con más probabilidades de recibir un nuevo distrito para el Congreso”.

Sin embargo, los mapas no están listos aún. Vélez dijo que, aunque deben estar listos para diciembre y estar aprobados para enero del próximo año, hay condados que aún no están dentro del proceso.

El condado de Orange, por el otro lado, ya tuvo su séptima reunión del comité asesor para la redistribución. El horario de las últimas cuatro reuniones lo pueden encontrar en su página, al igual que información de los miembros del comité.

“Es importante recordar que esto no solo toma lugar a nivel estatal”, dijo Eskamani. “También hay redistribución de distritos con tu consejo escolar, con tu condado, con tu ciudad, y esas se hacen a nivel local”.

Eskamani también invitó a la comunidad a participar en lo posible en el proceso estatal, y no dejarse excluir por la falta de transparencia de Tallahassee.

“Aunque ellos están intentando hacer el proceso tan difícil como se pueda para acceder a él, eso no significa que tu voz no cuenta, solo significa que tienes que trabajar mas duro para hacerte escuchar”, dijo.

A falta de reuniones locales, el estado proporcionó esta página web donde la comunidad puede mantenerse al tanto del proceso e incluso sugerir sus propios mapas, dijo Eskamani.

Otras opciones para involucrase incluyen comunicarse con los comités encargados de la redistribución, tanto en Tallahassee como en los condados, para compartir sus ideas o preocupaciones.

“Lo más importante que tiene este país es el acceso a la democracia, y nosotros tenemos que entender y dar esa batalla por la inclusión y la democracia a cada paso, no solamente en votar, en registrarnos para el censo, en las tareas como redistricting (redistribución de distritos) levanta la voz por tu comunidad y [asegúrate] que tengamos una sociedad justa para todos”, dijo Revelles.

*Daniela Vivas Labrador es pasante de El Sentinel Orlando y cubre la comunidad hispana y latina en Florida Central. Ella puede ser contactada en dvivas@orlandosentinel.com

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.