Los jueces llevan a la Corte su pelea interna por las elecciones del Consejo de la Magistratura

El presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, aseguró que hay juicios importantes demorados por la falta de recursos para el trabajo en remoto.
El presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, aseguró que hay juicios importantes demorados por la falta de recursos para el trabajo en remoto.

El cronograma de las elecciones para votar a los integrantes del Consejo de la Magistratura, previsto para el próximo 18 de octubre, quedó en suspenso. Una de las listas de jueces, Compromiso Judicial, se presentó ante la Corte Suprema de Justicia con un recurso de per saltum para impedir que el magistrado Alberto Lugones, de la lista Celeste, la más cercan al Gobierno, se postule a la reelección, con el argumento de que está prohibido.

Se trata de un asunto de alta trascendencia institucional porque los consejeros de la magistratura son los que seleccionan a los jueces y quienes pueden promover su remoción a través del procedimiento de juicio político.

Carolina Losada nombró a su hermana Georgina en el Senado

Los mandatos de los actuales consejeros de la magistratura (son 20 y representan a legisladores, jueces, abogados, académicos y el Poder Ejecutivo, presididos por el presidente de la Corte) vence a fin de año; por eso se convocó a elecciones.

Los jueces presentaron tres listas: la Bordó, mas crítica del Gobierno, que propone a Agustina Díaz Cordero y a Diego Barroetaveña; Compromiso Judicial, que postula a Eduardo Machín y María Alejandra Provítola, y la lista Celeste, que lleva a Lugones y a Pilar Rebaudi.

La lista Compromiso Judicial impugnó la candidatura de Lugones, actual consejero, porque dice que no pude ser consejero dos períodos consecutivos. La Junta Electoral había impugnado la candidatura de este juez Lugones y mandado a readecuar la lista Celeste. Pero Lugones apeló a la Justicia y le dieron la razón. La jueza federal María Servini lo habilito como candidato al interpretar que no se trataba de un segundo mandato, sino que se trataba de un primer mandato porque cambió la ley que regula la composición del Consejo.

Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda
Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda - Créditos: @Marcelo Manera

Contra el fallo de Servini, la lista Compromiso Judicial fue a la Cámara Nacional Electoral, que tiene a un solo juez en funciones, Santiago Corcuera, ya que sus dos colegas están de licencia. Corcuera recibió el caso ayer y en una hora lo reenvió a la Cámara Civil y Comercial Federal para integrar al tribunal que debía resolver. Una tarea compleja porque muchos camaristas integran la lista Celeste o la Bordó, lo que los obliga a excusarse. Un solo juez estaría en condiciones de integrar el tribunal. Será entonces la Cámara Contencioso Administrativo Federal el lugar para buscar reemplazantes, pero allí se da la misma situación.

Ese trámite se dio contra reloj porque las elecciones de los jueces son el 18, pero los magistrados de las jurisdicciones mas alejadas, donde no hay una Cámara cercana, deben empezar a votar la semana próxima, por correo. Se deben imprimir las listas y comunicarlas. No da el tiempo para hacerlo.

En eso estaban cuando la lista Compromiso Judicial tomó un atajo para acelerar las cosas: se presentó con un recurso de per saltum ante la Corte para que sea el máximo tribunal el que resuelva directamente. Quieren sacar a Lugones de la lista y obligarla a readecuarse.

En su escrito, el abogado Fernando Soto, en representación de la lista Compromiso Judicial, dijo que se trata de una cuestión de gravedad institucional y que la sentencia de Servini es “claramente errada, arbitraria y carente de fundamento legal y fáctico”. El abogado sostuvo que en la ley “no se admite la reelección inmediata” del consejero, sino que debe existir un período en el medio puesto que, de haberse querido la reelección, se hubiera dejado así escrito en la norma.

Ahora será la Corte la que decida si hace lugar al recurso y destraba este conflicto que mantiene en suspenso la elección de representantes para el Consejo de la Magistratura. Los mandatos de los consejeros actuales vencen en noviembre.