EEUU: Jueces de migración a centros de detención fronterizos

Por ELLIOT SPAGAT

SAN DIEGO (AP) — El Departamento de Justicia federal trasladará temporalmente a jueces de inmigración a seis centros de detención cerca de la frontera con México con el fin de poner en práctica las directrices del presidente Donald Trump en materia migratoria, informó el viernes la dependencia.

La Oficina Ejecutiva para Revisión de Casos de Inmigración del departamento indicó que las transferencias a cuatro localidades en Texas, una en Luisiana y una en Nuevo México, se realizarán el lunes. Anteriormente se trasladó a jueces a dos centros de detención de inmigrantes en California.

El decreto sobre medidas fronterizas y de inmigración que firmó Trump en enero establece que debían asignarse jueces inmediatamente a los centros de detención de migrantes. Muchos magistrados trabajan en tribunales donde los inmigrantes son puestos en libertad antes de que sus casos sean escuchados.

Las cortes de inmigración sobrecargadas de trabajo han recibido menos atención que otros aspectos de las órdenes de Trump, tales como la construcción de un muro a lo largo de los 3.200 kilómetros (2.000 millas) de frontera con México, o la contratación de otros 5.000 agentes en la Patrulla Fronteriza y otros 10.000 en el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Había un retraso de 542.646 casos a fines de enero, incluidas 20.856 personas que estaban detenidas.

Jeremy McKinney, un abogado de Greensboro, Carolina del Norte, y miembro de la junta directiva de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, dijo que las transferencias a los centros de detención se traducen en esperas más largas para las personas que no están detenidas.

"Ahora estamos empezando a ver casos postergados hasta 2021", señaló. "Esas familias siguen viviendo en un limbo legal".

El plan presupuestal del presidente para el año fiscal 2018 —que comienza en octubre y fue dado a conocer el jueves— contempla un aumento de 19% en el número de jueces de inmigración para un total de 449.

En la actualidad existen unos 300 jueces, aunque la oficina tiene financiación para 374. Kathryn Mattingly, portavoz de la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Casos de Inmigración, dijo que 50 solicitudes están en diversas etapas del proceso de contratación, lo que puede demorarse hasta 12 meses.

A partir del lunes, un centro de detención en Jena, Luisiana, tendrá tres jueces, informó Mattingly. Los centros de detención en Dilley, Karnes City, Laredo y Livingston —todos en Texas— así como en Chaparral, Nuevo México, tendrán uno. En la actualidad no cuentan con ninguno, aunque es posible realizar audiencias a través de conexión en video con otras cortes.

Los jueces fueron transferidos antes a centros de detención en San Diego y en Adelanto, en California.

"Los casos de detenidos son nuestra prioridad", dijo Mattingly. "Siempre lo han sido, pero ahora son nuestra máxima prioridad".

Andrew Nietor, presidente de la filial de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración en San Diego, dijo días atrás que el tener a jueces presentes físicamente en el tribunal es mejor para los clientes que los jueces que se conectan en video desde sitios remotos. A estos últimos podrían escapárseles detalles emocionales, y también podrían silenciar las voces de los inmigrantes mientras se apoyan en intérpretes para entenderlos.

"Hay preocupaciones sobre el debido proceso cuando ellos no se encuentran físicamente en la sala", señaló.