Jueces conservadores de la Corte Suprema de EEUU muestran apoyo a restricciones al aborto

·3  min de lectura
Manifestantes en contra y a favor del aborto se encuentran a las afueras de la Corte Suprema en Washington, EEUU

Por Lawrence Hurley y Andrew Chung

WASHINGTON, 1 dic (Reuters) - Los jueces conservadores de la Corte Suprema de Estados Unidos indicaron el miércoles su apoyo a la restricción del derecho al aborto al defender una ley restrictiva de Misisipi, mientras sus colegas liberales advirtieron contra el abandono de importantes precedentes legales como el histórico fallo Roe v. Wade de 1973.

El tribunal, que tiene una mayoría conservadora de 6-3, está escuchando argumentos orales en la apelación del estado sureño para reactivar su prohibición del aborto a partir de las 15 semanas de embarazo. Cortes inferiores bloquearon la ley respaldada por los republicanos.

Jackson Women's Health Organization, la única clínica abortista de Misisipi, desafió la ley y cuenta con el apoyo del gobierno del presidente demócrata Joe Biden. Se espera un fallo a finales de junio próximo.

Roe v. Wade reconoció que el derecho a la privacidad personal amparado por la Constitución protege la capacidad de una mujer de interrumpir su embarazo. En el fallo de 1992 de Planned Parenthood of Southeastern Pennsylvania v. Casey, la Corte Suprema reafirmó los derechos al aborto y prohibió las leyes que imponían una "carga indebida" a su acceso. Misisipi ha pedido al máximo tribunal que revoque ambos fallos.

"Por qué 15 semanas no es un tiempo suficiente" para que una mujer decida abortar, preguntó el presidente de la corte, el conservador John Roberts, durante la discusión.

Si bien Roberts pareció indicar que el tribunal podría mantener la ley de Misisipi sin anular Roe v. Wade, algunos de sus compañeros conservadores, incluido el juez Neil Gorsuch, parecieron interesados en ir más allá.

"La Constitución no es provida ni está a favor del derecho a decidir (...) y deja el problema a la gente para que lo resuelva en el proceso democrático", dijo el juez conservador Brett Kavanaugh.

Asimismo, se preguntó si el tribunal debería ser neutral sobre el derecho al aborto, lo que requeriría la revocación de Roe. Si Misisipi gana el caso, agregó Kavanaugh, tal dictamen no prohibiría el aborto en todo el país, pero permitiría a los estados regularlo como mejor les parezca.

La de Misisipi es una de las leyes restrictivas sobre el aborto aprobadas en estados gobernados por republicanos en los últimos años. El 1 de noviembre, la Corte Suprema escuchó argumentos sobre una ley de Texas que prohíbe el aborto en torno a las seis semanas de embarazo, pero aún no se ha emitido una sentencia.

El juez liberal Stephen Breyer citó el fallo de Casey, que declaró que el tribunal no debe ceder a la presión política para anular Roe y que tal fallo "subvertiría la legitimidad del tribunal".

La juez liberal Sonia Sotomayor afirmó que Misisipi presentó su desafío solo porque la Corte Suprema se ha vuelto más conservadora. "¿Sobrevivirá esta institución al hedor que esto crea?", preguntó, diciendo que daría la impresión de que la Constitución y su interpretación se basan solo en la política. "Si la gente piensa que todo es político (...) ¿cómo sobrevivirá la corte?".

Los antiabortistas creen que están más cerca que nunca de revocar Roe, un objetivo de larga data para los conservadores cristianos.

(Reporte adicional de Gabriella Borter, Jan Wolfe y Julia Harte; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.