Jubilaciones de jueces. “Cambié mi voto porque si no, no había dictamen”, afirmó Graciela Camaño

Candela Ini
·3  min de lectura
Consejo de la Magistratura
Fernando Massobrio

Después de la tensa sesión en la que el Consejo de la Magistratura debatió cómo posicionarse respecto de la resolución de la Anses que intima a los jueces a completar sus trámites jubilatorios, la diputada Graciela Camaño, que modificó su voto y apoyó el dictamen del oficialismo, dijo a LA NACION que lo hizo porque “si no, no había dictamen”.

“Cuando se plantea que el empato de seis a seis equivalía a que no saliera ningún dictamen, me puse en la posición del dictamen del juez Alberto Lugones, porque él como juez defiende en su proyecto la posición de los jueces respecto de la inamovilidad y el pedido de renuncia”, dijo Camaño a LA NACION.

Formosa: empapelaron la capital con una campaña de desprestigio contra la oposición

“Yo creo que la Anses tiene el poder de la administración de las jubilaciones, que se lo dio la ley que modificó el régimen de jubilaciones de los jueces, y también creo que exorbitó y que habría que haberle llamado la atención en torno a la exorbitación”, agregó en diálogo con este medio.

Consejo de la Magistratura
Fernando Massobrio


La diputada cambió su voto en el Consejo de la Magistratura y justificó que lo hizo porque "si non no iba a haber dictamen" (Fernando Massobrio/)

¿En qué contexto Camaño modificó su voto? Esta mañana había tres proyectos presentados por distintos consejeros para pronunciarse ante la Anses: el de Pablo Tonelli y la oposición, que directamente pedía que se anulara la resolución; el presentado por el juez Alberto Lugones, que reconocía la facultad de la Anses de intervenir sobre las jubilaciones de los jueces y aclaraba que no se vulneraba la independencia judicial con las intimaciones a los magistrados; y uno de la propia Camaño, que también reconocía el derecho de la Anses a hacer los trámites jubilatorios pero que le pedía no exorbitara.

Primero, la votación estuvo dividida. Los seis los consejeros alineados con la oposición al Gobierno: el diputado Pablo Tonelli (Pro), la senadora Silvia Giacoppo (UCR), los jueces Ricardo Recondo y Juan Manuel Culotta, y los abogados Diego Marías (que llegó por una alianza entre Pro y la UCR) y Carlos Matterson, votaron el proyecto de Tonelli.

Graciela Camaño
Fabián Marelli


Graciela Camaño: “Había que pronunciarse, si no a la Anses no le decíamos nada". (Fabián Marelli/)

Los senadores Mariano Recalde y María Inés Pilati Vergara, la diputada Vanesa Siley, el representante del Poder Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, y el juez Alberto Lugones (Lista Celeste) votaron el proyecto de Lugones. En esa primera ronda, Camaño votó su propio proyecto, pero el empate entre los dos proyectos más votados motivó una nueva discusión entre los consejeros.

Tonelli planteó que ninguno de los proyectos quedaba aprobado en la sesión de hoy, porque el oficialista y presidente del Consejo, Diego Molea, no hizo uso del doble voto. Por eso, según dijo Camaño, ella dijo que modificaba su voto. “Había que pronunciarse, si no a la Anses no le decíamos nada”, agregó.

La diputada del bloque de Roberto Lavagna se plegó una vez más al voto de la mayoría oficialista, con el reciente y cuestionado antecedente alrededor de los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia y Bertuzzi, cuando su voto fue clave para deslegitimarlos en sus cargos de la Cámara Federal.