Juan Soler y Maki: el sorpresivo divorcio que demostró el verdadero poder del amor

·3  min de lectura
MIAMI, FL - APRIL 25:  Juan Soler (R) and wife Maki arrive at Billboard Latin Music Awards 2013 at Bank United Center on April 25, 2013 in Miami, Florida.  (Photo by Gustavo Caballero/Getty Images)
Juan Soler y Maki Moguilevsky en 2013 (y Gustavo Caballero/Getty Images)

Existe la noción popular de que cuando los matrimonios de la farándula —sobre todo los que son de muy alto perfil, como lo fuera el de los actores argentino-mexicanos Juan Soler y Maki —llegan a su fin, debe haber un escándalo, un melodrama de la vida real, con azotes de puertas, amenazas mutuas, chantajes sentimentales y otros elementos sórdidos y salaces, que contribuyen a sensacionalizar la ruptura y satanizar a alguno de los (a veces a los dos) miembros de la pareja, todo para crear un circo mediático, que se vuelve más agravado, morboso y estridente si hay hijos involucrados (¿recuerdan el caso de Marjorie de Sousa y Julián Gil?).

Sin embargo, y para acabar con las especulaciones acerca de la disolución de su matrimonio, tanto Soler como Maki han hecho declaraciones —por separado— para dejar en claro que entre ellos no hay animadversión, rencor o enojo, al contrario, ahora que ya no son pareja, han vuelto a ser lo que eran al principio de sus carreras, hace dos décadas cuando se conocieron en los pasillos de Televisa: amigos.

De acuerdo a lo que Soler le comentó a Gustavo Adolfo Infante en una de las entrevistas a profundidad que el periodista hace en su programa 'El minuto que cambió mi destino', él (que ya tiene otra pareja sentimental ahora) en realidad no había considerado el que su matrimonio tuviera una crisis. Por el contrario, lo sentía pleno, porque él [y aquí hace hincapié en referirse a sí mismo] se sentía pleno, pero no había tomado en cuenta el estado emocional de quien es la madre de sus hijas menores, Mía y Azul (nacidas en 2004 y 2007), y lo que casi 20 años de relación y 15 de matrimonio le habían costado a ella.

"Yo sentía que ya había llegado, que no necesitaba más", recordó a Infante, "pero no había tomado en consideración en qué punto se encontraba ella". 

Por su parte, Magdalena Moguilevsky (tal es el verdadero patronímico de la actriz), habló acerca de lo comprensivo y generoso que fue Juan con ella cuando le explicó la crisis de identidad por la que estaba pasando.

"Cuando Juan y yo empezamos, yo tenía mi propia carrera, mi propia identidad. Era villanita joven en las telenovelas y tal vez hubiera llegado a más, pero no me arrepiento de haberlo dejado todo para casarme. Pero fue después, a los 40 empiezas a preguntarte a dónde vas, si ya has llegado a donde querías ir, y yo sentía que no había cumplido lo que de más joven quería, aún si tenía un hogar hermoso y una familia preciosa".

Juan Soler y Maki en el 2015. (Photo by Alexander Tamargo/WireImage)
Juan Soler y Maki en el 2015. (Photo by Alexander Tamargo/WireImage)

De hecho, Maki se había retirado casi del todo desde su matrimonio en 2003, dedicada a la crianza de sus hijas, sobre todo porque en su niñez, Azul, la hija menor, requería atención cercana, debido a un defecto congénito que requirió muchos cuidados a los que Maki se consagró día y noche por varios años, para poder brindarle a su pequeña una vida perfectamente normal, algo para lo que contó con el apoyo de Soler en todo momento.

En lo que muchos podrán interpretar como un acto de amor por parte de Soler, él estuvo de acuerdo con una separación temporal y posteriormente, a petición de Maki, hacerla permanente, quedando como co-padres y amigos muy cercanos, con empatía y respeto, dejando claro que más allá de las razones que pudo haber para marcar el punto final a su matrimonio — algo que claramente Juan no quería —, existe un afecto genuino entre ambos y la voluntad de estar juntos como amigos y familia, si bien como pareja ya no existe un vínculo, algo que la prensa sensacionalista, que siempre busca un culpable o una razón morbosa (infidelidad, violencia, adicciones) para la disolución de un matrimonio, no parece comprender.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Ryan Philippe, la estrella de los 90 cuya ruptura con Reese Witherspoon le costó la fama

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.