Juan Soler llora al recordar la muerte de su padre, mientras grababa

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 21 (EL UNIVERSAL).- El 16 de diciembre del año 2006 es una fecha que nunca olvidará Juan Soler, ese día sucedió algo que le cambiaría la vida para siempre y que hasta la fecha lo rompe cada que lo recuerda.

En ese entonces grababa la telenovela de Televisa, "La fea más bella", cuando alguien lo llamó desde Argentina para informarle que su padre había tenido un accidente, se había pegado en la nunca con el piso y se encontraba hospitalizado.

El padre del galán de televisión permaneció en terapia intensiva por unos días, el golpe fue tan fuerte que le ocasionó una fractura en la base del cráneo, así que cuando recibió la noticia tomó su maleta y se dirigió hacia su país natal.

En entrevista para el programa de Yordi Rosado, Soler explicó que su papá prácticamente había muerto el día en que tuvo el golpe, sin embargo, los médicos lo mantenían conectado al respirador, pero ya era imposible que regresara a la normalidad.

"Eso que está ahí ya no era mi papá, mi papá amaba la fiesta, contaba los chistes, un tipo generoso con una vida increíble, jamás lo habría enchufado en una máquina, fue una difícil decisión", dijo entre lágrimas.

El conductor de "Sale el Sol" es el hermano mayor de la familia, así que él junto con dos de sus hermanos tomaron la dura decisión de desconectar a sus padres de los aparatos que mantenían a su corazón funcionando, aunque su madre no quisiera.

"Subí, les dije: dónde hay que firmar, que papá viva lo que tenga que vivir, lo que le toque; vivió tres días más y él fallece, pusimos su árbol favorito arriba de su tumba, que es una palmera y todo ese proceso fue como de mucha inteligencia emocional, hoy lo defino de esa manera", agregó.

Señaló, además, que aunque hizo lo que tenía que hacer, lo peor llegó al regresar a casa, pues las fotos, los recuerdos y los momentos especiales que guardaba con él se convirtieron en algo muy duro de sobrellevar.

Asimismo, detalló que la última plática que tuvieron juntos fue cuando Juan le platicó del nombre que tendría su próxima hija: Azul: "Nunca había escuchado un nombre tan lindo para su nieta y nació, por lo menos sé que le gustaba el nombre".

El protagonista de "Locura de amor" también recordó tres de las etapas más importantes vivió con su padre. La primera fue cuando lo corrió de su casa al enterarse que quería ser actor, la segunda, cuando, gracias a su sueldo, pudo comprarles una casa a sus padres y la última de mucho trabajo "salía de una novela, entraba en otra y si no estaba en teatro; hice 17 obras de teatro en total, fue una época de muchísimo trabajo y no era tan asiduo de visitar a mi familia".

Debido a su agenda tan ocupada iba una vez al año a visitar a mis papás y siempre pensó que su miedo más grande era perder a la gente que amaba y que no estuviera ahí.