Juan Schiaretti levanta el perfil y busca relanzar una alianza de gobernadores

·3  min de lectura
Los cuatro referentes del sector: Schiaretti, Massa, Urtubey y Pichetto evitaron las definiciones
Alternativa Federal

CÓRDOBA.- El gobernador Juan Schiaretti levantó fuerte el perfil en las últimas semanas. Se puso la campaña legislativa al hombro para garantizar que Hacemos por Córdoba, su fuerza política provincial, no pierda peso en el Congreso de la Nación. La principal candidata al Senado es Ana María Vigo, esposa del gobernador y actual diputada nacional. Schiaretti, además, busca mayor trascendencia: a diferencia de la previa a las PASO, su discurso hace ahora eje en el federalismo y reparte críticas casi por igual al kirchnerismo y a Juntos por el Cambio (JxC).

En el kirchnerismo directamente ya lo consideran fuera del “peronismo” y en JxC algunos -como Patricia Bullrich- lo ponen como uno de los blancos de las críticas por acompañar al oficialismo en varios de sus proyectos en el Congreso. Otros, como Mauricio Macri, evitan la confrontación directa e insisten en definirlo como un “amigo” con el que habla “en privado”.

Solo en Off: Macri se reencontró en un almuerzo con sus exministros y alguien se olvidó de pagar

“En Córdoba, el pueblo no quiere al kirchnerismo, lo expresó en las elecciones a presidente de 2015 y en 2019 confió en Cambiemos”, dijo el gobernador a Cadena 3. A lo que sumó que el “fracaso económico de Cambiemos hizo que vuelva el kirchnerismo al gobierno” y que “mientras Cristina y Macri sean los dos polos de la grieta va a ser difícil hablar en serio”.

En ese pegar a dos puntas y “defender” a Córdoba basa su estrategia electoral. Pero, más allá, apunta a instalar la discusión de un país “más federal” enlazado con un proyecto político de 2023 que, entiende, debería tener como protagonista a un peronismo al estilo del cordobés al que siempre define como “republicano” y “federal”.

Con 72 años, el cordobés fue operado de un quiste renal en mayo pasado y hace poco más de dos, le realizaron una angioplastia y le colocaron cuatro stens. Es además diabético y es definido como muy “meticuloso” para cuidarse, por lo que siempre acata las recomendaciones médicas. Privilegiar su reelección en Córdoba y su salud fueron los argumentos por los que declinó tener un rol más protagónico en Alternativa Federal, el armado que en 2019 impulsó junto al salteño Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa (se fue al kirchnerismo) y Miguel Ángel Pichetto (terminó como candidato a vicepresidente de Mauricio Macri). Siempre dijo que eran los “otros” los que debían dar explicaciones.

Los cuatro referentes del sector: Schiaretti, Massa, Urtubey y Pichetto evitaron las definiciones
Alternativa Federal


Los cuatro referentes de Alternativa Federal, en 2019: Schiaretti, Massa, Urtubey y Pichetto; hoy están todos divididos, en fuerzas distintas (Alternativa Federal/)

Hace unos meses desde su círculo chico empezaron a fogonear la idea de que Schiaretti -quien ya no tiene la posibilidad de reelección- podría ser candidato a Presidente; poco después el mismo sector desinfló la idea. Fuentes de ese grupo admitieron que el tema va más allá de una posible candidatura, sino de jugar un rol de armador político reuniendo a gobernadores. Esa idea no es nueva, pero desde la asunción de Alberto Fernández nunca cuajó. Schiaretti lo había hablado con su colega santafesino, Omar Perotti -con quien tiene una larga relación-, pero las urgencias de ese mandatario lo hicieron dejar, al menos hasta ahora, ese foco de lado.

Reeditar la “alianza de gobernadores” que en otros momentos de la Argentina tuvo peso es complejo. Primero porque Buenos Aires está afuera del conjunto (que la provincia más importante del país no integre ese polo, quita poder) y, después, porque los mandatarios están más concentrados en salvar sus propias gestiones que en el destino nacional.

Alberto Fernández participa de la cumbre de cambio climático y tendrá una reunión con empresarios

Para consolidar su intención Schiaretti requiere de socios de peso que hoy no están. La construcción del peronismo federal, para varios analistas, tuvo su oportunidad en el 2019 y se perdió. La configuración actual del mapa político parece dejar escaso margen para una “avenida del medio” que es a la que, en definitiva, le pone fichas el cordobés.

El resultado del 14 de noviembre en Córdoba impactará en la figura de Schiaretti; si logra mantener los tres diputados que tiene y sumar un senador quedará bien parado en una campaña de aristas nacionales polarizadas. Sin embargo, tiene el riesgo de perder un diputado; la responsabilidad del armado de listas también fue de él.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.