Juan Rivera, hermano de Jenni, quiere limpiar su imagen

CIUDAD DE MÉXICO, enero 19 (EL UNIVERSAL).- El motivo principal por el que Juan Rivera aceptó estar dentro de la tercera temporada del reality "La casa de los famosos" que ya empezó transmisiones por Telemundo, es para que el público lo conozca realmente como es.

"Ese es el motivo principal por el que yo acepté hacerlo porque la gente me conoce en cápsulas de dos minutos que se utilizan en los medios, claro, parte de esos videos es culpa mía porque soy sumamente impulsivo, si yo no lo riego ellos no lo cubren", señaló.

En entrevista con EL UNIVERSAL declaró que en muchas ocasiones hay un detrás de, hay un porqué y eso no se explica, "nada más se muestra cuando detona la bomba".

"Este 24/7 me da la oportunidad de que la gente vea que: está un poco loco este cuate, es impulsivo, corajudo, destrampado, pero malo no es, malintencionado no, a veces cree que sí soy culey, pero la neta no soy".

Indicó que cuando tuvo esa última llamada con sus hijos y su mujer antes de encerrarse completamente le "dio en la madre", tal como expresó por el hecho de pensar que no sabría hasta cuándo iba a hablar con ellos por lo que piensa que es difícil eso.

No sabe cuántos días podrá aguantar el encierro, cuyo show durará tres meses, aunque él nunca ha estado tan lejos de su familia, excepto cuando estuvo en la cárcel pero eso fue antes de que nacieran sus hijos.

"Estuve en la cárcel siete meses cuando mi mujer estaba embarazada, pero después de que nacieron jamás he estado apartado de mis hijos, yo nunca he querido que mis hijos sientan el temor de no tener a un padre presente a cada rato, en cada situación que suceda papá está aquí.

"Yo no quiero que mi mujer sienta soledad o tristeza, yo seguido le mando mensajes a mis hijos de cómo está, cómo está tu corazón, qué sientes, está bien, para asegurarme que mis hijos están bien para que ellos sientan ‘a mi papá le interesa mi bienestar físico, mental, también el emocional’ y cuando yo esté dentro yo no voy a poder ofrecerles eso".

El hermano de Jenni Rivera dice tener con qué llegar a la final, aunque su talón de Aquiles será el tema emocional, al recordar a su familia.

"El amor a mi familia es lo más grande que siento en la vida, qué tal que me lleva a decir: no puedo más, estoy siendo lo más sincero que puedo ser, a lo mejor ya después de cinco semanas ya no aguanto por la ausencia de mis hijas y mi mujer.

"Yo hablo con mis hijos todos los días y con mi esposa 10 veces al día, todos los días, aparte de estar en la casa con ellos".

Con ninguno de los concursantes que al principio estuvieron confirmados ha convivido Juan: Arturo Carmona, Patricia Navidad, Aylín Mujica, Osmel Sousa y La Materialista.

"Yo no he visto jamás un episodio de este programa, voy a ciegas, a los concursantes", comentó que aunque estuvo encerrado antes del reality, durante el aislamiento previo no le quitaron el celular.

Al preguntarle qué haría con los 200 mil dólares en caso de que ganara respondió "gastármelo, en chinga, no he pensado en eso, me gustaría ganar, claro, pero el ganar también es sacrificar, si llego a la final y ganó quiere decir que por tres meses no vi a mis hijos, está canijo eso, si me sacan en la primera semana ya gané una experiencia más, la oportunidad de que la gente me vea".