Juan Martín Jáuregui, el actor que encontró en México lo que su país le negó

·4  min de lectura

La combinación de sencillez y carisma no es algo que se de muy frecuente, pero cuando se da en un intérprete, es una de sus mayores herramientas y una clave para alcanzar el éxito, especialmente en un medio muy competido. El caso de Juan Martín Jáuregui, nacido en Mar del Plata, y residente en México desde 1999 (por lo mismo, ya es mexicano de facto), es de esos.

Juan Martín Jáuregui en un evento en CDMX. (Photo by Victor Chavez/Getty Images)
Juan Martín Jáuregui en un evento en CDMX. (Photo by Victor Chavez/Getty Images)

Graduado del CEFAT (la versión de TV Azteca del CEA), Jáuregui es un actor versátil que tiene más de 15 años de carrera ininterrumpida. Inició en participaciones pequeñas en 'Lo que callamos las mujeres' y otros unitarios, que le sirvieron para desarrollar sus habilidades — y es que Jáuregui no es ningún improvisado: desde muy joven estuvo convencido de que la actuación era la carrera profesional que iba a seguir, después de tomar un taller de actuación en el bachillerato y antes de mudarse a México, siendo adolescente, ya había participado en montajes teatrales ('Ni alas, ni raíces' y 'Los protagonistas') en Buenos Aires, así como en algunos programas de televisión.

En México, Juan Martín ya tenía una carrera más que sólida, incluyendo apariciones en teatro con obras como la exitosa comedia negra 'La lechuga' (una impresionante y divertida historia acerca de las decisiones que debe tomar una familia al respecto de un familiar en estado vegetativo), así como obras reconocidas como 'Criminal' -con Fernanda Borches y Arap Bethke— y 'Recordando con ira', el clásico de John Osborne.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

En televisión, comenzó a destacar en producciones tanto de Azteca como de Imagen TV, hasta que su oportunidad de realmente despuntar a nivel internacional llegó al incorporarse a las filas de Televisa con dos papeles casi simultáneos en la miniserie 'Sin rastro de ti' y en la telenovela estelarizada por Silvia Navarro 'La candidata' (en la que hizo pareja por primera vez con Susana González) y desde entonces ha trabajado sin descanso en la pantalla, encarnando toda clase de personajes, desde villanos terribles, a médicos heróicos y hasta padres de familia.

Nada mal para alguien que llegó a México a probar suerte por tres meses y lleva más de 20 años sin volver a residir en su tierra natal (aunque no está solo: visita a su familia con frecuencia, y tiene una compañera inseparable, María, con quien lleva años de feliz convivencia romántica, que incluye a un 'perrhijo', además de ser un enólogo semiprofesional).

Aunque se preparó para y quiso trabajar en su país, las oportunidades le llegaron aquí y esa fue la principal razón por la que buscó quedarse: "Como actor es muy frustrante cuando estás en un lugar donde no te enteras de los castings, siempre escogen a las mismas personas, si no tienes contactos, pues mucha cabida no tienes; llegué a México y tenía posibilidades de presentar mi trabajo, eso me sedujo mucho para quedarme", contó el actor en una entrevista con El Universal, cuando se incorporó al elenco de 'Imperio de mentiras' —antes de ligar otros dos proyectos seguidos: '¿Qué le pasa a mi familia?' y 'S.O.S., me estoy enamorando, en esta última interpretando a Diego Montero, el irresponsable pero encantador exmarido del personaje interpretado por Irán Castillo, con quien tuvo una química mucho mejor de la que ella tenía con su galán romántico, algo que ya le había ocurrido en 'Sin tu mirada' con Claudia Martín, en el rol que realmente lo volvió famoso.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

La accesibilidad jovial de Juan Martín es precisamente lo que le ha ganado un lugar en el difícil mundo del espectáculo; donde muchos explotan su vida privada, o incurren en escándalos — a veces de creación propia— o buscan opinar absolutamente de todo para mantenerse vigentes. Él ha hecho específicamente lo contrario: si ha destacado, ha sido por su trabajo y su manera de relacionarse con él: no es que le interese la fama o la relevancia del reflector y esto lo ha llevado a tener una reputación con respeto entre los productores y sus compañeros y esto también lo ha ido acercando a una pasión que había tenido siempre, y en la que había incursionado poco: el cine.

Su debut en ese medio fue en la cinta '180º', dirigida por Fernando Kalife, en la que también hicieron su primera aparición en cine actores hoy ya con amplia carrera como Alfonso Dosal, Manuel García Rulfo e Iliana Fox, y posteriormente ha tenido papeles pequeños en cintas como 'La dictadura perfecta', hasta que le llegó la ocasión de compartir créditos estelares con Mauricio Ochmann en la comedia original de Netflix 'Ahí te encargo', donde dio muestra cabal de su vis cómica y dejó también claro que puede ayudar a sostener el peso de un largometraje, llamando la atención a quienes mueven este medio y así ahora se incorpora al reparto de 'Killer Babys', la nueva producción de Corazón Films.

Los golpes de fortuna son clave, pero también ayuda la actitud y la paciencia y de ambos Jáuregui ha hecho virtud, ahora cosechando los frutos de su perseverancia.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Anthony Ramos, listo para ser la nueva estrella latina de Marvel

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.