Juan Manzur retoma las reuniones de gabinete, por un pedido expreso de Alberto Fernández

·3  min de lectura
Comenzó la reunión de Gabinete en Casa Rosada encabezada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur
Presidencia

El jefe de Gabinete nacional, Juan Manzur, retomará el próximo miércoles las reuniones de ministros, tras un pedido expreso del presidente Alberto Fernández, quien además, a mediados de este mes, ya le pidió que “levante el perfil” y hable más con la prensa, según detallaron cerca del mandatario. La idea que hay en Casa Rosada es que la de este miércoles sea la primera de “una serie de encuentros” de todos los titulares de ministerios, que se espera que se repita de forma periódica, algo que se había intentado el año pasado pero no se terminó concretando.

La primera reunión de gabinete de Manzur fue el 23 de septiembre, dos días después de haber asumido su nuevo cargo, tras los cambios generados luego de la derrota en las PASO y la crisis interna que generó la renuncia pública de varios referentes del oficialismo. Un mes después de esa reunión y luego de varios encuentros bilaterales del tucumano con titulares de las distintas carteras se difundió que había implementado un “panel de control” con el que haría seguimiento de las actividades y proyectos de cada una de las áreas. Cerca del funcionario defienden ese trabajo y resaltan la cantidad de encuentros que a diario el funcionario tiene con ministros, gobernadores e intendentes, entre otros. Pero esa opinión no es la que tienen todos en la Casa Rosada.

Primera medida: el nuevo Consejo de la Magistratura excluyó de un examen para ascender a un juez procesado por corrupción

En sus siete meses de gestión, Manzur pasó de la expectativa por el aporte de “volumen y músculo político” con el que desembarcó en el primer piso de Casa Rosada a las críticas por la pérdida de impulso. De hecho ayer perdió el manejo de un área de comunicación que originalmente estaba previsto que la liderara.

Conferencia de Gabriela Cerruti
Prensa Presidencia


Conferencia de Gabriela Cerruti (Prensa Presidencia/)

Parte de su protagonismo lo recuperó en enero pasado, cuando tuvo un rol activo en las negociaciones con el FMI. Allí, incluso, se mostró muy cerca del Presidente en las horas más calientes, que terminaron marcando gran parte de lo que vendría.

“ No son amigos, pero se llevan muy bien ”, coinciden cerca del Fernández y de su jefe de ministros. De todos modos, en Balcarce 50 generó cierta molestia –en algunos sectores de las filas de Fernández aún perdura– la aspiración presidencial con la que llegó el tucumano a Buenos Aires, para 2023.

Desde el entorno de Fernández contaban que fue el pasado miércoles 13 por la noche, cuando el mandatario aún estaba en el sanatorio Otamendi tras haber sido padre por segunda vez, que hablaron largamente con el tucumano por teléfono. Aseguraron que entonces ahondaron sobre “varios temas” y quedaron en que Manzur “tenga más protagonismo, recupere el que tenía al principio, que vuelvan las reuniones de gabinete y que salga en medios de comunicación”.

Pese a la charla, había reservas: “Vamos a ver si lo logra o no, porque Manzur tiene una cosa que le gusta más la rosca política que los medios” , aseguraban cerca de Fernández por esas horas.

Cristina Kirchner ya no juega para triunfar

A partir de allí y pese a su resistencia a hablar con los medios, Manzur dio algunas entrevistas al ingresar, casi de madrugada, a la Casa Rosada. En la primera, defendió la división del bloque del Frente de Todos en el Senado. En la segunda, al día siguiente, advirtió: “Hoy la instrucción que tenemos del Presidente es no hablar de política”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.