Juan José Sebreli: "Los argentinos estamos en el fondo del abismo"

Daniel Gigena
·5  min de lectura
Se presentó "Desobediencia civil y libertad responsable", el libro de Juan José Sebreli y Marcelo Gioffré
Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk

A los noventa años, que cumplió este martes, Juan José Sebreli presentó por YouTube Desobediencia civil y libertad responsable (Sudamericana), su nuevo ensayo en coautoría con el escritor y periodista Marcelo Gioffré. Junto con la exdiputada nacional Elisa Carrió, el escritor Jorge Fernández Díaz y el periodista Diego Sehinkman, Sebreli y Gioffré hablaron de los temas que abordan en el libro, entre ellos, la urticante cuestión de la pandemia y la gestión del Gobierno nacional para amortiguar los efectos del Covid-19 que, según los autores, ha sido por lo menos poco eficaz. "Mi visión del presente y del futuro inmediato es pesimista -dijo Sebreli-. Los argentinos estamos en el fondo del abismo, y salir es más difícil que seguir cayendo". Se emitieron además dos saludos grabados por el expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti y el Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa. Más de trescientas personas siguieron el encuentro en forma virtual.

El doble festejo se emitió por el canal de YouTube del grupo editorial Penguin Random House. La primera invitada en tomar la palabra fue Elisa Carrió."En este día de Dios y aunque vos no creas en Dios, quiero decirte, Juanjo, que te amo y todos los argentinos te amamos -comenzó Carrió-. Hoy es un día histórico". Según Carrió, en una alusión a la decisión anunciada esta tarde por la Corte Suprema acerca de los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, este martes empezó la "noche" en la Argentina. "Este hombre ha sabido autocriticarse y criticar", dijo sobre Sebreli y, en referencia al concepto de desobediencia civil, Carrió destacó tres condiciones que la legitiman: cuando está amenazada la integridad personal, cuando se está ante una injusticia notoria y cuando se padece una situación política opresiva. "La razón de Estado avanza, pero tenemos que ser responsables, pacientes y, sobre todo, no violentos", agregó una de las factótums de Juntos por el Cambio. "A Lilita la he acompañado en muchas aventuras, algunas que fracasaron pero siempre rescatables", indicó el autor de El asedio a la modernidad.

A continuación, se emitió un saludo grabado por el expresidente de Uruguay, Julio María Sanguinetti, que contó que en 1994, en medio de una campaña electoral, había presentado en Montevideo un libro de Sebreli, El vacilar de las cosas, "un libro kantiano", agregó Sanguinetti, que celebró los "fecundos noventa años" del ensayista argentino y lo felicitó "por haber contribuido al mejor pensar y desafiar las formas aceptadas del conformismo". El recorrido intelectual de Sebreli se define desde hace varios años por la crítica del populismo y los fascismos de izquierda y de derecha."El populismo nos ha alejado del mundo de la razón", destacó Sanguinetti.

Jorge Fernández Díaz, desde su estudio personal, hizo una breve historia de sus lecturas de las obras de Sebreli. "Empecé a leerlo a los diecinueve años -contó el autor de La traición-. Sebreli rivalizaba en la genialidad de la prosa con Jorge Abelardo Ramos. Tomé partido por Ramos, peleándome con Sebreli, hasta que empecé a amigarme con él. Por suerte no fue al revés, sino hoy sería kirchnerista", bromeó. Luego de definirlo como uno de los grandes pensadores de estos tiempos, que enfrentó las modas y los entusiasmos populares ("que terminaron en fracasos"), y de presentar a Gioffré como un gran interlocutor del ensayista y filósofo político, destacó que el nuevo libro de ambos ayuda a dar la batalla cultural contra el "relato populista". Como Fernández Díaz había mencionado los ataques recibidos por Sebreli por sus críticas a la gestión de la pandemia hecha por el Gobierno nacional, este reveló que tenía una carpeta donde antes guardaba recortes con notas sobre sus libros. "Son todos ataques -dijo-, menos uno que firma el padre de Horacio Verbitsky, el escritor y periodista Bernardo Verbitsky".

También el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa saludó a Sebreli. "El tiempo nos ha ido acercando cada vez más, y si tenemos discrepancias, en buena hora", celebró el autor de La casa verde. Sebreli recordó que en su primer encuentro con el escritor, en un café de París, discutieron por Fidel Castro, al que Sebreli criticaba por diversos motivos. "También le dije que Julio Cortázar era un hombre enamorado de las personalidades fuertes".

El periodista Diego Sehinkman, que fue presentado por Gioffré como el "motor inmóvil" de Desobediencia civil y libertad responsable (por una entrevista a Sebreli en su programa de TN a fines de mayo de este año), definió a Sebreli como "uno de los más vigorosos soldados de la batalla cultural", que integra el "ejército" de los librepensadores, a la intemperie y lejos de "la tribuna que pone like". "Estamos viviendo un periodo de desobediencia civil, de vida blue -graficó Sehinkman-. Y en medio de un dispositivo psicopático, dominado por la moral biempensante y progre que 'cachea' las ideas. Sebreli critica el Estado omnipresente que infantiliza y te deja en posición de dependencia".

Hacia el final de la presentación virtual, Gioffré hizo un repaso por la prehistoria de la desobediencia civil en diversas épocas y sociedades, y encarnada en distintas figuras, de Sócrates a Rosa Parks, y además realizó un recuento de los atropellos del Estado argentino durante la larga cuarentena iniciada en marzo, entre los que se incluye el asesinato de un trabajador rural a manos de la policía tucumana. Después de reivindicar el liberalismo de izquierda ("que no es solo la defensa del mercado, como hicieron muchos liberales argentinos, sino también de las libertades civiles") y, ante la pregunta de un joven del público sobre el futuro del país, Sebreli respondió que no podía hacer predicciones de ninguna especie. "No soy un mago -concluyó-. Y el futuro es imprevisible".

El video completo de la presentación se puede ver en este enlace.