Juan Grabois: “La represión en Formosa fue salvaje y desproporcionada”

·2  min de lectura
Juan Grabois
Mauro Alfieri

Luego del hermetismo mostrado por el Gobierno frente a la brutal represión policial contra los manifestantes formoseños que rechazaban el regreso a la Fase 1 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dispuesto por el gobernador Gildo Insfrán, el dirigente social Juan Grabois dijo que la represión fue “salvaje y desproporcionada” y exigió a su espacio político “no callar aunque el gobernador sea del Frente de Todos”.

“La represión en Formosa fue salvaje y desproporcionada. Quienes sufrimos la represión en distritos macristas que los medios silencian, justifican o relativizan, no podemos callar frente a esto, aunque el gobernador sea del FdT. Los conflictos no pueden abordarse así, nunca”, dijo en Twitter Grabois.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante la jornada de ayer, decenas de manifestantes se concentraron en la casa de gobierno de Formosa en rechazo a la vuelta a la Fase 1 sancionada el jueves por Gildo Insfrán. Los manifestantes reclamaban poder trabajar y fueron duramente reprimidos por la policía.

Videos: así fue la represión contra manifestantes en Formosa

El regreso a esta fase de aislamiento estuvo motivado por el reporte, el pasado jueves, de 17 casos de coronavirus, en la capital provincial.

Protestas en Formosa
Twitter


Protestas en Formosa (Twitter/)

Durante la manifestación fue herida y terminó hospitalizada con un esguince severo en el codo y seis balas de goma en el cuerpo la concejala disidente Nuevo País Gabriela Neme, una de las principales referentes que, desde hace tiempo, encabeza las denuncias contra el manejo sanitario del gobierno de Gildo Insfrán.

Gabriela Neme, la concejala de Formosa, herida tras la represión policial
Gabriela Neme, la concejala de Formosa, herida tras la represión policial


Gabriela Neme, la concejala de Formosa, herida tras la represión policial

Aunque la represión policial en Formosa fue duramente rechazada y cuestionada por la oposición, organizaciones de derechos humanos y la Iglesia, desde el Gobierno la Secretaria de Derechos Humanos, a cargo de Horacio Pietragalla Corti, tuvo una tibia intervención a través de un comunicado en el que “repudió” el accionar de la policía de formoseña y acusó a los medios de montar una “permanente campaña de desprestigio” contra Gildo Insfrán.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.