Juan Grabois cuestionó el control de precios del Gobierno y tomó distancia de movimientos sociales que participan

- Créditos: @Rodrigo Néspolo
- Créditos: @Rodrigo Néspolo

El líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois, cuestionó el control de precios impulsado por el Gobierno, en el que incluyó al gremio de Camioneros y a organizaciones sociales como uno de los eslabones de la fiscalización del programa Precios Justos. “No creo que sea un mecanismo que vaya a dar grandes resultados. El control y determinación de precios por parte del Estado históricamente es un mecanismo que puede funcionar como un parche, pero a largo plazo fracasa ”, señaló en diálogo con LA NACION.

“Todos los mecanismos de control de precios, en una sociedad de mercado, a largo plazo no sirven. Por lo tanto, no soy fanático de eso. Tengo otras ideas, que tienen que ver con intervenir la cadena de valor, desarrollar economías regionales y mercados de cercanía”, agregó.

Cómo muere la democracia

Las declaraciones del referente del MTE y Patria Grande, que no se había expresado públicamente al respecto, llegan luego de que diversos movimientos sociales ligados al oficialismo se sumaran al gremio de los Moyano a la recorrida por supermercados para controlar los precios y el abastecimiento de los productos.

Grabois manifestó que cada ciudadano puede reclamar el control de precios, aunque las entidades responsables son insuficientes
Grabois manifestó que cada ciudadano puede reclamar el control de precios, aunque las entidades responsables son insuficientes

Sin embargo, el también dirigente de UTEP lo descartó. “Ninguna organización ni persona cercana a mí está participando (del control de precios) y si lo está haciendo no es por indicación mía. Yo no voy a participar ni voy a mandar a nadie. Creo que es un parche y que hay que pensar algo de más largo aliento”, aclaró.

Barrios de Pie y el Movimiento Popular “La Dignidad” fueron dos de las agrupaciones que anunciaron que se adherirán a la propuesta “de manera independiente”. Al respecto, Grabois tomó distancia: “Al grupo que mencionan como cercano a mí, es un grupo que está bastante alejado. Hace como cuatro años militábamos juntos. Ahora tenemos una relación cordial y hasta ahí llegó”, explicó.

Grabois defendió los derechos del consumidor

Pese a que se mostró en contra de la intervención del Gobierno en materia de control de precios, Grabois defendió la idea de que cualquier ciudadano pueda reclamar a las instituciones pertinentes. “Lo que sí digo es que cualquier ciudadano, de manera individual o colectiva, en el marco de la legalidad, tiene todo el derecho del mundo de controlar los precios. Lo hacemos todos. Cuando vamos al supermercado y vemos que hay un precio distinto al de precios cuidados o está desabastecido, uno va, controla, puede sacar una foto y mandarla a la entidad responsable”, dijo.

Pese a la presión del kirchnerismo, el Gobierno descarta cambios por decreto en la Corte y el Consejo de la Magistratura

En esa línea, opinó que los organismos correspondientes no están desarrollados de la manera más óptima. “Es muy triste que no estén desarrolladas las entidades de derecho al consumidor en Argentina. Pero esto lo puede hacer cualquier ciudadano, cualquier consumidor. Todos somos ciudadanos y todos tenemos derecho a hacer un contralor de los precios y condiciones de los servicios, sobre todo de consumo masivo”, expresó Grabois.

La polémica decisión de Massa y el secretario de Comercio, Matías Tombolini, fue fuertemente cuestionada por la oposición. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que “mandar al sindicato de Camioneros a patotear centros de distribución es una decisión ilegal, que no sirve para nada”. Mientras tanto, la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, se preguntó: “¿Realmente creen que se combate la inflación metiendo a los patoteros de Moyano en los supermercados?”.