El Gobierno propuso a un abogado cercano a Máximo Kirchner para dirigir la UIF

·4  min de lectura
Juan Carlos Otero
Captura

Juan Carlos Otero es, según coinciden fuentes del Gobierno y la oposición, un viejo conocido del kirchnerismo de paladar negro y goza de la confianza del líder de La Cámpora, Máximo Kirchner. A los 46 años, luego de una larga trayectoria en la Comisión Nacional de Valores -donde dio reiteradas señales de lealtad al kirchnerismo-, este abogado e hijo de un sindicalista fue el elegido por el gobierno de Alberto Fernández para reemplazar a Carlos Cruz al frente de la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo antilavado.

Antes deberá superar la etapa de audiencias públicas convocadas por el Ministerio de Economía y buscará conseguir el aval (no vinculante) del Congreso.

Fernández participa de la cumbre de cambio climático y aguarda un anuncio de inversión en energía limpia

Luego de conocida la renuncia de Cruz, que había sido elegido por el presidente Alberto Fernández al inicio de su gestión, el Gobierno hizo el viernes el llamado a audiencias públicas para comenzar el proceso de selección de su reemplazante. Se trata de un puesto clave. La UIF tiene a su cargo el control de activos para impedir delitos asociados al lavado de dinero y la financiación ilegal del terrorismo.

Curiosamente, el llamado a audiencias públicas, que vence el próximo miércoles 10, fue firmado por el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, ya que el ministro de Economía, Martín Guzmán, acompaña al Presidente en su gira por Europa. La propuesta de Otero, publicada hoy en el Boletín Oficial, fue firmada por el secretario de Finanzas, Rafael Brigo, pero desde ese ministerio evitaron hacer mayores comentarios sobre la postulación.

Junto con Cruz se anunció también que dejaría su cargo Mariana Quevedo, la vice de la UIF, un organismo que está atravesado por fuertes internas.

Juan Carlos Otero
Juan Carlos Otero


Juan Carlos Otero

Otero no es, por cierto, un funcionario que desconozca la función, ya que trabajó desde la CNV en contacto con José Sbatella, que estuvo a cargo de la UIF entre 2010 y 2015 . Según su propio currículum, después de ocupar cargos en la Justicia y en la Superintendencia de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo, en 2001 Otero inició su carrera en la Comisión Nacional de Valores, donde ocupó entre otros cargos las subgerencias de Fondos Comunes de Inversión, Bolsas, Mercados y Cajas de Valores; y de Prevención de Lavado de Dinero. Allí, según fuentes vinculadas con la entidad, lideró inspecciones a distintos bancos que trabajaban con el denominado “contado con liqui” como modo de hacerse de dólares en el último tramo del segundo gobierno de Cristina Kirchner.

En el pasado reciente, Otero fue designado oficial de enlace de la CNV con la Unidad de Información Financiera (UIF) y luego oficial de cumplimiento ante ese mismo organismo. Hace dos meses, mediante Decreto N° 508/2021, fue nombrado vocal del Consejo Asesor de la UIF en representación de la Comisión Nacional de Valores.

“Me guía en todas las tareas la ferviente convicción de combatir los delitos de lavado de activos y la lucha contra financiamiento del terrorismo y sus delitos precedentes en pos de una mejor sociedad para vivir”, escribió Otero en su perfil de la red social Linkedin.

Activo concurrente al country Golfers, de Pilar, peronista y “animal político” desde siempre, Otero es abogado. Se recibió en la UBA en 1999 y realizó un posgrado en “Actualización sobre Prevención del Lavado de Activos”.

Solo en Off: Macri se reencontró en un almuerzo con sus exministros y alguien se olvidó de pagar

Desde el Gobierno reconocen que tanto la CNV como la UIF son “solo en teoría” entes autárquicos sin vinculación con el poder político . “Todos los gobiernos cambian el directorio de la CNV, y de la UIF suelen irse los que no cumplen las directivas”, coinciden un funcionario actual y un hombre ligado a la CNV, que de todos modos rescata como “razonable” al actual titular de esa entidad, Adrián Cosentino, miembro del equipo económico durante el gobierno de Cristina Kirchner aunque también del de Mauricio Macri, cuando Alfonso Prat-Gay era ministro de Economía.

Tal como informó LA NACION, el accionar de Cruz en la UIF había quedado bajo cuestionamiento cuando el área de litigios penales del organismo no apeló a tiempo los sobreseimientos de los directivos de la empresa Techint en el caso de los cuadernos. La designación de un “leal” al titular del bloque de diputados del Frente de Todos como nuevo titular de la UIF busca evitar “errores” como los que cometió el renunciado titular de ese organismo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.