Juan Carlos I cumple dos años fuera de España: cómo es la paradisíaca isla donde vive

·4  min de lectura
La paradisíaca isla de Nurai, en Emiratos Árabes Unidos
La paradisíaca isla de Nurai, en Emiratos Árabes Unidos

MADRID.- Al cumplirse este miércoles dos años de la partida de España del rey emérito Juan Carlos I, se conocieron algunos detalles de cómo es la paradisíaca isla donde vive en Emiratos Árabes Unidos (EAU) y cuál es la rutina en el que fue considerado en el momento de su inauguración como “el proyecto más lujoso del mundo”.

Cuando en 2020 decidió trasladarse, “en estos momentos, fuera de España”, como decía la misiva que dirigió a su hijo Felipe VI, pensaba que su ausencia sería breve, apenas unas vacaciones estivales prolongadas con retorno a finales de septiembre de ese año, cuando se esperaba que quedaran despejados los nubarrones de su horizonte judicial. Sin embargo, las investigaciones abiertas por la fiscalía del Tribunal Supremo se fueron demorando y pasaron 20 meses hasta que, en marzo de 2022, el Ministerio Público decidió archivarlas; no porque no hubiera constatado la existencia de delito, sino porque la inmunidad de Juan Carlos I mientras fue jefe del Estado lo blindaba ante cualquier acusación.

El rey emérito Juan Carlos I a su salida de Madrid con dirección Abu Dhabi tras su visita a España, a 23 de mayo de 2022, en Madrid (España).
El rey emérito Juan Carlos I a su salida de Madrid con dirección Abu Dhabi tras su visita a España, a 23 de mayo de 2022, en Madrid (España).

En una de sus rutinas más frecuentes, este martes el rey emérito salió de la lujosa villa donde reside, en la selecta isla Nurai, en Emiratos Árabes Unidos, para comer en un restaurante en compañía de su hija menor, la infanta Cristina, y de algunos de sus nietos. Esta vez, según fuentes del entorno de Juan Carlos I, no estaba su hija Elena, que lo visitó hace pocos días. Las dos hermanas se turnan para acompañar a su padre y aliviarle de la dolencia que más le pesa: la soledad.

Pero la isla es un lugar ideal para que tenga a mano uno de sus pasatiempos favoritos: la náutica.

La isla de Nurai en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos
La isla de Nurai en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos

Nurai es una isla es de propiedad privada sobre el Golfo Pérsico, con una superficie de 43 hectáreas. Compone una de las siete divisiones administrativas en las que se divide el país. La isla posee lujosas villas y un hotel 5 estrellas, con varios muelles.

Todas las villas disponen de terrazas, piletas y playa privada sobre el mar, un lugar completamente exclusivo y alejado de los ojos curiosos.

Este lugar paradisíaco, conocido como las Maldivas del Medio Oriente, fue reconocido como “el proyecto más lujoso del mundo” por Newsweek, tal como informa Lonely Planet. El principal encanto son sus playas tranquilas, las puestas de sol y sus lujosas comodidades.

La isla de Nurai en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos
La isla de Nurai en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos

Concretamente, la villa en la que reside el rey emérito tiene un total de 1050 m2 construidos, a los que hay que sumar un terreno de 4150 m2, una vivienda valorada en 11 millones de euros.

De hecho, solamente hace falta buscar una vista de la isla a través de Google Maps para descubrir todos los encantos que posee, tanto dentro como fuera de las villas.

Un destino poco oportuno

Cuando hace dos años el monarca eligió los Emiratos Árabes Unidos como su lugar de residencia, el destino fue considerado en España, al menos, como poco oportuno teniendo en cuenta la vecindad con Arabia Saudita, el país epicentro de la investigación judicial que precisamente motivó su salida de España.

En una opinión publicada en El Confidencial, el periodista José Antonio Zarzalejos, especialista en la Casa Real, escribió: “El padre del Rey ha cometido un grave error estético y ético que deja traslucir un desafío a la opinión pública española, a su propio hijo el Rey y, no menor, al gobierno”.

“Porque lo que se está investigando prejudicialmente por la Fiscalía del Tribunal Supremo consiste, precisamente, en la recepción, sin declarar a la Hacienda española por Juan Carlos I, de una donación -tal vez, de una comisión- de decenas de millones de dólares por cuenta del rey de Arabia Saudita, país que linda con el que, por ahora, es el destino del rey emérito”.

Aunque su relación con el país árabe no se estaba investigando directamente, en el pasado también recibió suntuosos regalos de la monarquía emiratí que despiertan sospechas de corrupción.

Pero Juan Carlos I mantiene una buena amistad con el gobernante de facto del país, Mohamed bin Zayed al Nahyan, el príncipe heredero emiratí, conocido popularmente como MBZ. La causa de corrupción con Arabia Saudita que quedó archivada en España, sigue abierta en Suiza. Y Emiratos Árabes Unidos tiene convenio de extradición con España pero no con Suiza, por lo que, si la justicia suiza lo reclamara, la decisión quedaría en manos de un tribunal emiratí.

El País, SL

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.