Juan Antonio Alcalá queda retratado al dar una noticia y la contraria de un día para otro

Desde la Redacción
·2  min de lectura
El periodista de Cope Juan Antonio Alcalá.
El periodista de Cope Juan Antonio Alcalá.

La realidad es cambiante y contarla, en ocasiones, puede ser complicado. Por ello, en la labor del informador, especialmente en aquel que se especializa en exclusivas, más si además quiere darse cierto bombo por ello, es importante atar con varias fuentes una noticia antes de hacerla pública. En argot se llama contrastar y es el mecanismo que tiene el periodista para acercarse a la veracidad sin que se la cuelen.

Algo ha fallado en el proceso para Juan Antonio Alcalá. El de Cope, últimamente centrado en la faceta más política del deporte, esa que se mueve entre despachos y tipos encorbatados, ha publicado en el lapso de un día una noticia y la contraria. Primero informando de la previsible vuelta del público a los campos de fútbol para presenciar partidos de Liga. Después, para desmentirlo. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Los dos tuits arriba embebidos, publicados el 28 y el 29 de abril, se contradicen por completo. El primero explica el protocolo para una vuelta potencial de los aficionados, dando incluso una fecha para ello. Al día siguiente, informa que el Gobierno se niega por precaución.

Sin entrar en si la medida es acertada o no lo es, lo que llama la atención es que ambas informaciones, convenientemente firmadas, con el nombre del periodista en un lugar prominente, como si fuese garantía de calidad, no pueden ser más opuestas, lo cuál no puede chirriar más. 

Cabe por ello pensar que, si bien es cierto que las cosas pueden cambiar de un día para otro, y el beneficio de la duda siempre estará ahí, quizás el trabajo de contrastar no haya sido óptimo. 

Otras historias que te pueden interesar: