De La Joya a La Bala, de cubano a cubano, Jeison Rosario ya tiene nuevo oponente para el 5 de noviembre

De un cubano a otro cubano, de La Joya a La Bala, así será la transición de rivales para Jeison Rosario. Si el excampeón dominicano supo que Yoelvis Gómez no pudo enfrentarlo por problema de lesión en una mano, ahora ya sabe que su próximo oponente es Brian Marino Mendoza.

Rosario se enfrentará ahora al veterano Mendoza en un combate a 10 asaltos en el peso medio que servirá como evento coestelar en vivo por SHOWTIME este sábado 5 de noviembre, en la velada de Premier Boxing Champions desde The Armory, en Minneápolis.

La transmisión comenzará a las 9 p.m. (TE), 6 p.m. (TP) y estará encabezada por el campeón de peso supermediano de la Asociación Mundial del Boxeo David Morrell Jr., quien regresa a la acción contra el retador obligatorio Aidos Yerbossynuly, en un duelo de 12 asaltos.

Su padre escapó a la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo y su madre vino por el Mariel.

Con 28 años, a Marino Mendoza le dicen “La Bala’’ e integra, junto a Rolando Romero, Sebastián Fundora y otros más, esa nueva generación de cubanoamericanos que intentan abrirse paso en el boxeo profesional.

Mendoza (20-2, 14 nocauts) hará su debut en las 160 libras en un lugar conocido pues sus dos últimos combates se han celebrado en The Armory, donde derrotó a Benjamin Whitaker por nocaut en el quinto asalto en marzo, antes de caer por decisión unánime frente a Jesús Ramos, en septiembre del 2021.

Rosario (23-3-1, 17 KO) busca entrar en la lucha por el título en el peso medio después de sumar nocauts en tres peleas consecutivas que se remontan a noviembre del 2021.

La racha actual del joven de 27 años viene después de un par de derrotas contra el campeón indiscutido de las 154 libras Jermell Charlo y el principal contendiente Erickson Lubin.

Residente en Miami, Rosario capturó los cinturones de la Asociación Mundial del Boxeo y de la Federación Internacional del Boxeo en la categoría supermedia al vencer por nocaut a Julian Williams en una de las mayores sorpresas del 2020, antes de perder los títulos contra Charlo.