Los jóvenes españoles están entre los europeos que más tardan en independizarse

Dejar el hogar familiar se considera un hito en la transición hacia la edad adulta, pero el camino hasta la independencia no siempre es sencillo y suele tener bastantes piedras en forma de dificultades económicas. Lo saben bien los jóvenes españoles que no abandonan la casa de sus padres hasta los 29,8 años, más de tres por encima de la media de la Unión Europea, que está en los 26,5.

Son datos del informe ‘Age of young people leaving their parental household’ (‘Edad de los jóvenes que abandonan el hogar de sus padres’) elaborado por Eurostat, que muestra cuánto se tarda en dejar el domicilio familiar en cada país de la Unión Europea. El estudio refleja que en los estados del norte la gente se va mucho antes de casa que en los del sur, con más de una década de diferencia en algunos casos.

Otra conclusión interesante del informe es la relación existente entre la edad a la que se abandona el hogar familiar y la tasa de desempleo juvenil en cada país. La mayoría de los estados en los que los jóvenes tardan más en marcharse de casa son los que cuentan con más paro entre los menores de 25 años.

Aquí están los datos de 14 países seleccionados.

Más historias que te pueden interesar: