Joven trabajó como albañil para pagar sus estudios y ya es abogada

·3  min de lectura
Foto: Facebook vía Magali Giménez Bogarin

“Todavía viene a mi memoria aquel día en que tenía que pagar la primera cuota de mi matricula y no sabíamos cómo íbamos a lograr pagar esa suma”, recordó Magali Giménez Bogarin en una publicación en su cuenta de Facebook en la que también adjuntó fotos de la época en la que trabajaba como ayudante de albañil antes de ser abogada.

Magali, quien vive en San Estanislao de Kostka, en el Departamento de San Pedro, en Paraguay, contó que pocos conocían esa parte de su historia, en la que su sueño de terminar una licenciatura le parecía inalcanzable, pues su familia es de bajos recursos.

Así que para poder pagar sus estudios de Derecho en la Universidad Nacional de Asunción (UNA) tuvo que buscar una solución junto a su familia: “como mi papá es albañil decidimos que, para poder alcanzar esa suma, él no iba a meter ayudante y yo decidí ayudarle en aquella obra. Mis hermanitos y yo decidimos trabajar arduamente varios meses para poder pagar aquella matrícula”.

En las fotografías que compartió, se le pude ver cargando cubetas con agua y ladrillos en medio de la construcción de un inmueble.

“No puedo negar que tuve muchos obstáculos en mi camino que hoy le dan a este día el sabor más glorioso que pudiera tener. Sin más, solo en estas seis imágenes quiero dejar un precedente que refleja todo este proceso que no solo yo, sino muchos jóvenes, pasamos en busca de nuestros sueños. Solo puedo decirte a ti que no te rindas y que el que persevera alcanza”, continuó Magali.

Finalmente, en su post expresó su felicidad: “¡Juro ante Dios y la Patria! Abogada Matriculada por la Corte Suprema de Justicia. ¡Lo logré!”.

En una entrevista que dio al medio local Canal 11 NCV, Magali Giménez explicó que fueron varias las obras en las que ayudó a su papá, llamado Mariano Giménez, para poder completar el dinero para sus estudios.

También recordó que su padre era quien la iba a dejar a la facultad y más tarde la recogía, por lo que dijo estar muy agradecida con toda su familia: “él estaba ahí para mí, siempre con mi mamá. Yo creo que eso es algo realmente público, que ellos siempre han estado ahí para mí”.

Sobre cómo se sintió trabajando como albañil, la joven explicó: “es un mundo mayoritariamente de hombres, pero es un trabajo como cualquier otro y verdaderamente me siento muy orgullosa de poder haber acompañado a mi papá y haber logrado, a través de eso, un objetivo bastante significativo”.

Magali igualmente recordó que otra problemática que tuvo durante sus estudios fue la pandemia de COVID-19, pues en casa no tenía buena señal de internet, por lo que pidió a los maestros que trataran de comprender a los estudiantes que viven afuera de la ciudad.

Finalmente, habló de sus planes a futuro: “espero que no me suceda lo que pasa con muchos jóvenes paraguayos, que terminan una carrera universitaria y terminan desempleados por mucho tiempo. Las herramientas ya están en mis manos y voy a hacer todo lo posible para ir generando ingresos para ayudar a mi familia”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Policías de Zacatecas fueron exhibidos realizando arrancones en sus patrullas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.