Joven mexicano pasará 60 años en prisión por asesinar a su novia en Colorado

·3  min de lectura

Denver (CO), 18 jun (EFE News).- Una corte de la zona de Denver impuso hoy viernes una condena de seis décadas en prisión a un joven mexicano declarado culpable de asesinar a su novia en 2017, así como de extorsionar a la familia de la adolescente..

Según informó el Distrito Judicial 18 de Colorado, Arturo García, ahora de 24 años, pasará 48 años encarcelado por la muerte de Alexandrea “Ally” Raber, de 18 años en el momento del crimen. Además, García deberá cumplir otros 12 años por los demás cargos en su contra, que también incluyen asalto y acoso.

El reporte policial indica que García mató a Raber en un motel en la localidad de Aurora el 2 de julio de 2017, solo nueve días después de que el joven saliese de la cárcel en libertad condicional tras cumplir su cuarta condena por violencia doméstica.

Una amiga de Raber, que había prometido quedarse en el estacionamiento del motel, vio salir a García de la habitación y alejarse del lugar. Cuando Raber no respondió a numerosos llamados telefónicos, la amiga alertó a los familiares de Raber y ellos llamaron a la policía.

Según las autoridades, García citó a su compañera al motel con el pretexto de reconciliarse y afirmando que él deseaba “rehabilitarse”. La joven acudió al encuentro a pesar de que él ya había tratado por lo menos una vez de estrangularla, la había golpeado varias veces, le había destruido varios teléfonos y la había obligado a posar desvestida.

La investigación determinó que García usó esas imágenes de su novia para extorsionar a los familiares de Raber, incluyendo la madre y la abuela de la víctima, pidiéndoles dinero a cambio de no difundir las fotos. Además, García advirtió a Raber que no lo denunciara por violencia doméstica para que él no difundiese las comprometedoras imágenes.

También se reveló que García habría usado esas imágenes para obtener dinero de otros presos mientras cumplió con su encarcelamiento en la primera mitad de 2017.

Aunque las autoridades determinaron casi inmediatamente después del asesinato que García era el único sospechoso, para ese momento el joven ya se había fugado a México, donde permaneció como prófugo de la justicia de Colorado durante año y medio hasta el 28 de febrero de 2019. El lugar y las circunstancias de su arresto no se dieron a conocer.

Tras el arresto en México, García fue trasladado a un centro de detención en Dallas, Texas, y eventualmente a Colorado.

En abril de 2021 se le permitió a García declararse culpable de asesinato en segundo grado (evitando así una posible sentencia a cadena perpetua), y además se dejaron sin efecto otros 12 cargos de extorsión y amenazas a la familia Raber.

“(García) ya se había declarado culpable de lastimar a Ally. Él admitió el abuso y tuvo la oportunidad de aprender de sus errores. Él eligió no seguir el camino de la rehabilitación y eligió matar a Ally, una extraordinaria joven mujer con grandes cosas en su futuro”, dijo el fiscal de distrito John Kellner tras la sentencia.

“La manera que la familia de Ally respondió y la fortaleza que ellos mostraron es un testamento de la diferencia que Ally hizo en este mundo”, agregó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.