Quién es el joven detenido por la masacre en Colorado

·3  min de lectura
El sospechoso del ataque en un supermercado en Boulder ayer, Ahmad Al Aliwi Alissa
Agencia AFP

BOULDER, Colorado.- Un sospechoso de cometer el tiroteo masivo que conmocionó nuevamente ayer a Estados Unidos y donde murieron diez personas en un supermercado en la ciudad de Boulder, en el estado de Colorado en Estados Unidos, fue detenido hoy por la policía.

Se trata de un joven de 21 años llamado Ahmad Al Aliwi Alissa, que se encuentra estable tras sufrir una herida en la pierna en el intercambio de disparos con agentes de la policía que respondieron al tiroteo en un supermercado King Soopers de Boulder, a unos 45 kilómetros al noroeste de Denver.

Sputnik V: Vladimir Putin fue vacunado a tres meses del inicio de la campaña en Rusia

Se espera que Alissa reciba el alta en las próximas horas, tras lo que ingresará en prisión inmediatamente. El sospechoso es residente de la vecina localidad de Arvada, una población que forma parte del área metropolitana de Denver, a unos 40 kilómetros de Boulder.

Las autoridades aún no informan cuál habría sido el motivo para la masacre y se cree que Ahmad Al Aliwi Alissa eligió a las víctimas al azar
Agencia AFP


Las autoridades aún no informan cuál habría sido el motivo para la masacre y se cree que Ahmad Al Aliwi Alissa eligió a las víctimas al azar (Agencia AFP/)

Las diez víctimas, cuyos nombres se dieron a conocer en una conferencia de prensa del Departamento de Policía de esa ciudad hoy a la mañana tienen edades comprendidas entre los 20 y los 65 años. Entre las víctimas se encuentra el oficial de policía Eric Talley, primero en llegar al supermercado al acudir al llamado.

Personal del supermercado y clientes, acompañados de un oficial de policía, huyendo ayer durante el tiroteo en un supermercado de la cadena King Sooper
Matthew Jonas


Personal del supermercado y clientes, acompañados de un oficial de policía, huyendo ayer durante el tiroteo en un supermercado de la cadena King Sooper (Matthew Jonas/)

Las autoridades aún no han ofrecido un posible motivo para la matanza, y se cree que las víctimas habrían sido elegidas de manera aleatoria. Este evento ocurre tan solo seis días después de que un pistolero mató a ocho personas en un salón de masajes en Atlanta.

”Sería prematuro para nosotros sacar conclusiones en este momento”, dijo Michael Schneider, el agente a cargo de la oficina de campo del FBI en Denver, en una sesión informativa sobre el posible motivo de los asesinatos.

Los investigadores dijeron que estaban seguros de que el tirador había actuado solo e informaron que habría utilizado un fusil semiautomático tipo AR-15, que fue encontrado en la escena. El ataque de ayer atrajo a cientos de agentes de policía al lugar de los hechos y provocó la huida de compradores y empleados aterrorizados en busca de seguridad.

Un drama que ni la pandemia logró aplacar: los tiroteos masivos aumentaron en EE.UU.

La masacre se sumó a la trágica lista de asesinatos masivos en el estado de las Montañas Rocosas, que incluye el tiroteo de 2012 en un cine en Aurora y la matanza de 1999 en la escuela secundaria Columbine, cerca de Littleton.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó al Congreso a prohibir las armas de asalto y mejorar el sistema de verificación de antecedentes penales. Este tiroteo, aunado al de la semana pasada en Atlanta, mantiene vigente la discusión sobre el uso de armas en Estados Unidos, defendida históricamente por los representantes del Partido Republicano.

Agencia ANSA y Reuters