Una joven denunció a su padre por violencia de género y abuso, y pide protección para ella y su familia

Sebastián Poleri
·3  min de lectura
El hecho denunciado trascendió días atrás en medios locales y causó indignación
Fuente: Archivo

Una joven madre del partido de Tres de Febrero denunció ante la Justicia haber sido víctima de violencia de género y de abuso cuando era niña. El acusado es su propio padre. Por eso, pide a las autoridades protección y custodia ante la situación de riesgo que, asegura, aún le toca vivir junto a sus pequeñas hijas. Por ahora, cuenta con el dictado de una restricción perimetral de acercamiento. Pero depende de la Fiscalía para que la medida de prevención se mantenga y para que, eventualmente, se tomen acciones penales más severas.

Según pudo saber LA NACION, la denuncia penal fue radicada el 7 de este mes. La mujer expuso sobre los constantes maltratos e incluso la violencia física a la que dijo haber sido sometida por su padre, un agente retirado del Servicio Penitenciario Federal (SPF). En este sentido, la joven -que hoy es mayor de edad y cuyo nombre se mantiene en reserva- afirmó haber sido abusada cuando era una niña.

Además, no se trataría de la primera vez que radica una denuncia contra este hombre, ya que años atrás, aseveró, su propio hermano tuvo realizarle a ella maniobras de RCP tras haber recibido una paliza.

La reciente denuncia fue corolario de un nuevo episodio de violencia que se habría producido el mismo 7 de enero cuando, tras una discusión familiar, el hombre le habría pegado una patada al cochecito de uno de los bebés; incluso habría llegado a amenazar con "secuestrarle a sus hijas y venderlas en los Estados Unidos".

LA NACION tomó contacto con la denunciante, que se lamentó por el hecho de encontrarse sin custodia policial en el domicilio donde reside junto a sus hijas y su marido.

Desde el Juzgado de Paz de Tres de Febrero, la resolución adoptada fue imponer una medida cautelar que consiste en una restricción perimetral de 500 metros entre las partes, hasta tanto intervenga la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°14 de San Martín.

Pero la denunciante sostiene que esto "no es suficiente" para resguardar su integridad, por lo que insiste con que las autoridades le provean custodia policial las 24 horas en su vivienda.

LA NACION también tomó contacto, vía telefónica, con el hombre señalado. Afirmó que "no tiene nada que esconder" y atribuyó la denuncia a los "problemas psiquiátricos" que -asegura- su hija acarrea desde la adolescencia.

Consultado acerca de los supuestos hechos de abuso, insistió con que "no tiene nada que ver", y añadió que hasta el momento la Justicia "no lo notificó de nada". Mientras tanto, calificó lo sucedido como una "venganza" de parte de la pareja de su hija por su decisión de no darles dinero para financiarles los gastos de manutención de las criaturas, el pago de servicios y de otros menesteres.

Además, deslizó que se encuentra "enfrentado con el poder político local" por diversas denuncias que presentó a través del portal de noticias zonal que dirige, como otro de los posibles motivos de la denuncia en su contra.

Estaba previsto que la joven prestase declaración ante la citada fiscalía en San Martín este martes. A partir de eso, el fiscal de turno deberá decidir, sobre la base del testimonio de cargo y de las pruebas recabadas, qué medidas adoptará: por ejemplo, si finaliza la medida cautelar y ordena la detención del hombre denunciado, así como también si este es citado a declarar.