Un joven construyó una balsa con tambores y se metió al mar: desapareció y no logran encontrarlo

·3  min de lectura
Leonardo Almada permanece desaparecido luego de entrar al amr con una balsa improvisada en Caleta Córdova
Facebook

Una intensa búsqueda se desarrolla desde el sábado en la costa de Chubut. Un joven de 26 años desapareció en el mar cuando se introdujo con una balsa casera hecha con tambores en una zona cercana a Comodoro Rivadavia. Ese día, y tal como sigue durante la jornada de hoy, se registraban vientos intensos.

Como las condiciones climatológicas persistían esta mañana, los efectivos de distintas reparticiones esperaban que el tiempo mejorara para retomar la búsqueda. El joven buscado fue identificado como Leonardo Almada, quien es oriundo de Trelew. Al momento del hecho, se encontraba con un amigo.

El subsecretario de Defensa Civil de Chubut, José Mazzei, explicó a la agencia Télam que el hombre se habría metido al mar “en pleno temporal de viento, con la aparente intención de probar una balsa de construcción casera diseñada con tambores (de 200 litros) en desuso”.

Según los reportes del tiempo de la zona de Comodoro Rivadavia, el sábado soplaban vientos del sudoeste con una intensidad superior a los 70 kilómetros e incluso había ráfagas por encima de los 100 kilómetros. “Por lo que nos dijo el denunciante, ni bien la balsa comenzó a flotar empezó a ser empujada por el intenso oleaje que produce el viento, lo que hizo que en pocos minutos estuviera a kilómetros y al rato ya no se la vio más desde la costa”, agregó la fuente.

Las condiciones meteorológicas con alerta amarilla por fuertes vientos hicieron imposible la búsqueda por vía marítima y se teme que hoy tampoco podrá desarrollarse la navegación pues se esperan que persistan las ráfagas y un oleaje superior a los cinco metros.

El funcionario admitió que si bien se mantiene la esperanza de encontrar al hombre con vida, eso “sería un milagro porque las olas son altísimas por el viento que es dominante del sudoeste y, por lo tanto, empuja a la balsa mar adentro, por lo que debería estar flotando a varios kilómetros de la costa y empujado cada vez más al este”.

Otras búsquedas en la zona en menos de tres semanas

Con este nuevo caso, ya son cinco las personas buscadas en Chubut por tragedias náuticas en menos de tres semanas. Hasta ahora no se encontraron rastros de los aeronautas brasileños que se precipitaron al mar en cercanías de Comodoro Rivadavia cuando viajaban en una avioneta monomotor desde El Calafate, en Santa Cruz, hacia la ciudad chubutense de Trelew.

Se trata del empresario Antonio Carlos de Castro Ramos de 67 años (dueño y conductor de la nave), el médico ginecólogo Jean Carlo Nercolini, de 61, y el abogado Mario Enrique Da Silva Pinho, 64, todos de la región sur de Brasil, con quienes se perdió contacto el 6 de abril y a pesar de la intensa búsqueda no fueron hallados ni tampoco elementos del fuselaje que pudieran orientar el rastrillaje.

A estos hombres hay que agregar al niño Baruc Pacheco, de 4 años, quien se reportó como desaparecido junto con su hermana al perderse de vista en el lago Musters, sobre el sudoeste del Chubut, cuando probaban un bote inflable que fue arrastrado por el viento. Ese viernes 15 de abril Baruc iba junto con su hermana Luna Pacheco, de 21 años, cuyo cuerpo fue encontrado flotando al día siguiente.

Se sabe que el niño subió al bote con un “wader” -especie de mameluco impermeable que se utiliza para pescar- pero que se desaconseja para utilizar sobre una embarcación porque de producirse una caída se adhiere al cuerpo o se llena de agua y la persona es arrastrada al fondo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.