Un joven con autismo fue atropellado en un confuso episodio y falleció: “Señores conductores, ¡bajen la velocidad!”

·2  min de lectura
Gonzalo Nehuén Sánchez, el joven atropellado en Mendoza
Facebook Jimena Paris

La Nochebuena terminó en tragedia en Mendoza. En un confuso episodio atravesado por versiones cruzadas, un joven con autismo de 19 años corrió hacia la calle y lo atropellaron. Luego de batallar una internación en estado crítico, murió en las primeras horas del sábado de Navidad. “Señores conductores, ¡bajen la velocidad!”, pidió la tía de la víctima.

La víctima, identificada como Gonzalo Nehuén Sánchez, protagonizó el accidente cerca de las 22 del 24 de diciembre, cuando salió corriendo en dirección a las calles Olascoaga y Laprida, y terminó atropellado.

Según trascendió en un principio por medios locales, el joven había sufrido un brote producto del estruendo de fuegos artificiales. No obstante, su tía, Jimena Paris, publicó un descargo en las redes donde desmintió esa teoría. “No llegó a cruzar la vereda. Los diarios dicen que sufrió una crisis, que se asustó por los fuegos artificiales, pero no es verdad. No fue así”, sostuvo.

Y continuó: “No tuvo ninguna crisis, simplemente salió a las 22 en busca de la puerta de la casa de su tía dónde esperaría tener la cena de Navidad”.

La tía del joven fallecido señaló que el hombre de 54 años que lo embistió con su auto “tuvo que haber pasado muy rápido”. “Sino es inexplicable no haber visto a un joven alto con movimientos saltarines y lentos pasar por el medio de la calle”, subrayó.

Y continuó: “El estruendo del impacto fue tan grande que mi hermana mayor, su mamá, pensó que habían chocado dos autos”.

Paris reprochó a quienes apuntaron que Sánchez sufrió una crisis. “Hablemos en serio: ¡el accidente fue vial!”, exclamó, y remarcó: “El accidente fue producido por exceso de velocidad del conductor”.

La mujer continuó: “No tengo ni fuerzas para enojarme, tengo un inmenso dolor y un desgarro en el corazón. Se nos fue un ángel el mismo día que decidió partir mi papá, un 25 de diciembre de 2014″.

Y cerró: “Señores conductores, ¡bajen la velocidad! Niños, adultos mayores, personas con discapacidad, personas todas, quieren pasar y hay que esperar. ¡Las calles y el mundo es de todos! Dios nos ampare y proteja ante tanto dolor”.

El hombre que impactó contra el joven dijo que lo vio aparecer de golpe y no logró frenar a tiempo, según reportó el portal VíaPaís. Momentos después se hizo presente una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado, que procedió a trasladar a Sánchez al Hospital Central, donde permaneció internado.

Cerca de las 2 de la madrugada de Navidad, los médicos constataron el fallecimiento del joven.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.