Josef Fritzl, uno de los criminales más infames de Europa, puede llegar a salir en libertad

·3  min de lectura
Joseph Fritzl
Joseph Fritzl

El austríaco Josef Fritzl, conocido como “el monstruo de Amstetten”, que mantuvo secuestrada y violó a su hija durante 24 años, puede llegar a quedar en libertad si pasa exámenes psicológicos en 2024. Con 86 años, una pericia puede determinar su salida del instituto psiquiátrico.

Fritzl violó más de 3000 veces a su hija Elisabeth en el sótano de su casa, en la ciudad austríaca de Amstetten. Tuvo siete hijos/nietos con ella, y a uno de ellos lo asesinó en una caldera. En 2009 fue condenado a cadena perpetua, sin posibilidad de solicitar un permiso de salida en 15 años.

Ahora, una pericia puede cambiar su situación. Los especialistas deben evaluar si el hombre se encuentra en condiciones de salir de la prisión que cumple en el instituto mental Krems-Stein. Si se llegaran a detectar problemas en la prueba, deberá permanecer en prisión.

En cambio, según cita The Telegraph, puede llegar a pedir por el permiso de libertad condicional en caso que la supere satisfactoriamente en 2024. A solicitud de la Justicia, se examinará sus condiciones neurológicas y psiquiátricas después del tiempo en prisión.

Meses atrás, la Corte Regional de Krems había autorizado el traslado de Fritz del instituto psiquiátrico a una cárcel normal. Ese movimiento, apelado por la fiscalía, permitiría que “el monstruo de Amstetten” pudiera salir en libertad dentro de poco más de dos años.

El vicepresidente del tribunal, Ferdinand Schuster, sostuvo que se espera que el resultado de las pericias se conozcan hacia fines de enero. Si fuera liberado, el criminal pasaría así menos tiempo en prisión del que estuvo su hija en cautiverio.

De todas, ha trascendido que su condición mental se ha ido deteriorando con el correr de los años, dado que gran parte del tiempo en prisión lo ha pasado en confinamiento. Se le atribuyen, incluso, rasgos de demencia.

Las fotos muestran a Fritzl dentro de una prisión austriaca por haber encerrado a Elisabeth, una de sus hijas, en el sótano de su casa durante 24 años
Las fotos muestran a Fritzl dentro de una prisión austriaca por haber encerrado a Elisabeth, una de sus hijas, en el sótano de su casa durante 24 años


Las fotos muestran a Fritzl dentro de una prisión austriaca por haber encerrado a Elisabeth, una de sus hijas, en el sótano de su casa durante 24 años

En tanto, su hija Elisabeth, vive bajo una nueva identidad en otro lugar desconocido de Austria y no ha tenido contacto con su padre desde que fue enviado a prisión.

El caso

La fiscalía de Saint Pölten, un pueblo ubicado al oeste de Viena, lo declaró de forma unánime culpable por la muerte de uno de los siete hijos fruto de las relaciones incestuosas con su hija Elisabeth. Además, fue declarado culpable de todos los demás cargos, incluido el de esclavitud.

Fritzl fue hallado culpable del asesinato del bebé, el cargo más serio en su contra, porque no buscó ayuda médica aunque sabía que el pequeño corría peligro de vida.

“Lamento de todo corazón lo que le hice a mi familia”, fueron entonces sus últimas palabras ante el jurado de la localidad austríaca de Saint Pölten. “Por desgracia, ya no puedo hacer nada. Solo me queda procurar, si puedo, limitar el daño”, expresó.

El “monstruo de Amstetten”, quien quemó el cadáver del bebé en la caldera de la calefacción de su casa, se declaró culpable de todos los cargos en su contra, incluido el de asesinato.

El veredicto se conoció apenas 11 meses después de que se develara que mantuvo encerrada a su hija Elisabeth, con la que tuvo siete hijos, casi un cuarto de siglo en un sótano de su casa, en la localidad de Amstetten, unos 130 kilómetros al oeste de Viena.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.