José Mayans se recuperó y volvió al Senado: acordó con Cristina Kirchner sesionar en extraordinarias

José Mayans, senador del Frente de Todos por Formosa
José Mayans, senador del Frente de Todos por Formosa - Créditos: @Captura

El regreso a la actividad del jefe del bloque oficialista, José Mayans (Formosa), después de casi tres meses de ausencia obligada por un problema de salud es la nota más destacada en lo que va del año en un Senado que, por el momento, se prepara para celebrar una única sesión en las extraordinarias de febrero.

El retorno de Mayans se produjo la semana pasada. El senador no sólo volvió a su despacho del segundo piso de la Cámara alta, donde están las dependencias del bloque peronista, sino que también se reencontró con Cristina Kirchner , a quien no veía desde que el 9 de octubre último debió ser internado de urgencia por un sangrado intestinal que lo mantuvo hospitalizado casi 50 días y lo obligó a guardar reposo por varias semanas más.

Después de poner al día a la vicepresidenta de las duras circunstancias médicas que atravesó, el jefe del interbloque del Frente de Todo comenzó a delinear con Cristina Kirchner el cronograma del Senado para las sesiones extraordinarias, período que el presidente Alberto Fernández habilitó entre este lunes y el próximo 28 de febrero.

Con toda la atención y la tensión política puesta en el juicio político a los miembros de la Corte Suprema de Justicia que impulsará el kirchnerismo en la Cámara de Diputados, cuya reunión de comisión inicial será este jueves, la vicepresidenta y Mayans acordaron los temas que se tratarán en las extraordinarias y concluyeron que con una sóla sesión alcanzaría para discutir los proyectos que le incumben a la Cámara alta.

Rafecas, cajoneado

La reunión se celebraría antes de la sesión preparatoria que, por Reglamento, el Senado debe celebrar el 24 de febrero y en la que se eligen las autoridades de la Cámara para el siguiente período de sesiones ordinarias, que comienza el 1 de marzo. La única duda es si Juntos por el Cambio aceptará dar quórum, aunque con el regreso de Mayans el oficialismo tendrá su dotación completa y, junto a sus aliado, el número necesario para abrir el recinto.

Lo que es un hecho es que, una vez más, el pliego que nomina como procurador general de la Nación a Daniel Rafecas no estará en las prioridades de Cristina Kirchner y, por lo tanto, del oficialismo en el Senado. El pliego duerme el sueño de los justos en la Comisión de Acuerdos, que predide y controla el kirchnerismo, desde marzo de 2020. Por eso, a muchos sorprendió que Fernández insistiera con el tema.

Sin Rafecas, el listado de temas que ocuparían el eje de la sesión que se celebrará el mes próximo estaría encabezado por la denominada “ley de alcohol cero al volante”. En vigencia en varias provincias, la iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de Diputados y tiene dictamen de comisión desde noviembre en la Cámara alta.