José Andrés pide apoyar la economía local de Ucrania, no mandar tanta comida

·3  min de lectura

Washington, 10 jun (EFE).- El chef español José Andrés, fundador de la ONG World Central Kitchen, pidió este viernes al Congreso de EE.UU. que se centre en reparar la economía local ucraniana en lugar de financiar el envío de tantos alimentos, ya que el país tiene "suficiente comida para alimentarse a sí mismo".

"Ucrania tiene suficiente comida para alimentarse, pero tenemos que recordar que está en guerra. No es un país que vaya a sufrir hambruna por falta de comida, es un país que necesita nuestro apoyo logístico y que se invierta dinero en los lugares apropiados", explicó el chef en una sesión especial en la Cámara de Representantes.

Andrés ha viajado varias veces a Ucrania desde que empezó la guerra para ayudar al equipo de World Central Kitchen, que trabaja con restaurantes y servicios de alimentación locales para distribuir comidas preparadas y bolsas de alimentos entre la población desplazada, tanto en el interior del país como en las fronteras.

El chef explicó que la organización ha distribuido cerca de 40 millones de comidas preparadas a más de 475 ciudades de la región, además de distribuir unas 30.000 bolsas de alimentos cada día.

Hablando sobre su experiencia en el terreno, Andrés defendió la importancia de que la ayuda que se proporciona al país se adapte de manera flexible a las necesidades que van surgiendo día a día en el país, y que se apoye en organizaciones y personas locales, que saben de verdad lo que se necesita.

"Se están entregando grandes cantidades de comida que no se necesitan, sin hacer mucho caso a lo que la gente de Ucrania quiere comer. Hay un límite a la cantidad de pasta seca que necesita una familia ucraniana", avisó el cocinero.

Andrés criticó la estrategia del Programa Mundial de Alimentos (WFP, en inglés), que está "trayendo comida a Ucrania mientras al mismo tiempo dice que necesitamos encontrar maneras de sacar comida de Ucrania", en referencia a las exportaciones de cereales, bloqueadas en gran parte por los ataques rusos a puertos y estaciones de tren.

"Si hay comida dentro de Ucrania, por qué no compramos esa comida, y cogemos los alimentos que el WFP está intentando mandar a Ucrania y los enviamos a Siria, a Etiopía, a los países que necesitan la comida ahora mismo", defendió Andrés.

El chef avisó también, basándose en su experiencia trabajando en desastres naturales en Haití, contra la posibilidad de generar problemas logísticos o de fomentar migraciones inesperadas al concentrar una gran cantidad de alimentos en un mismo lugar.

Tras el terremoto de 2010 en este país caribeño, explicó Andrés, Estados Unidos envió mucho arroz, sin tener en cuenta que el norte de Puerto Príncipe es una región que ya produce este alimento.

"Nadie les estaba comprando arroz a esos productores, porque nosotros estábamos dando tanta comida gratis, que creamos incluso migraciones interiores, porque la gente venía de lugares con poca comida", dijo el chef.

En su intervención, Andrés animó a los legisladores estadounidenses a que eliminen parte de la burocracia a la hora de asignar recursos y confíen más en las organizaciones locales ucranianas, que son las que mejor pueden estimar las necesidades de la población.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.