En otra jornada de protestas en Brasil, la Corte autoriza investigar a Bolsonaro por irregularidades en la compra de vacunas

·3  min de lectura
"Fora Bolsonaro", protestas contra el presidente brasileño en Río de Janeiro
ANDRE BORGES

RÍO DE JANEIRO.- Miles de brasileños volvieron a las calles este sábado para protestar contra el presidente Jair Bolsonaro, que será investigado por la Fiscalía por supuestamente no denunciar sospechas de irregularidades en la negociación de vacunas contra el coronavirus, luego de que este sábado lo autorizara el Supremo Tribunal Federal (STF).

La jueza del STF Rosa Weber autorizó investigar penalmente la respuesta del presidente a las denuncias de posible corrupción con vacunas dentro de su ministerio de Salud. La magistrada dijo en su fallo que la investigación se sustenta con la declaración reciente en una comisión del Senado que investiga el manejo de la pandemia por el gobierno.

Los fiscales investigarán si Bolsonaro cometió el delito de “prevaricación”, que implica demorar o abstenerse de una acción requerida como parte del deber de un funcionario público por motivos de interés personal. Weber no descartó la posibilidad de investigar otros posibles delitos.

Este es ya el tercer sábado de manifestaciones contra el gobierno de Bolsonaro, que enfrenta una presión creciente por una investigación parlamentaria sobre presuntas omisiones la gestión de la pandemia, que ya dejó más de 521.000 muertos en Brasil.

Derrumbe en Miami: la historia de los Cattarossi, la familia argentina que vivía en el Champlain Towers

Para la médica Patricia de Lima Mendes, de 47 años, que participaba de un acto en el centro de Río de Janeiro, el gobierno es el principal responsable por el alto número de muertes. ”Son más de 500.000 vidas asesinadas por este gobierno, por decisiones espurias, fake news, mentiras, y ahora ese escándalo absurdo de corrupción en relación a las vacunas”, dijo Mendes.

Una mujer lanzallamas contra el muñeco de Bolsonaro en Río de Janeiro
ANDRE BORGES


Una mujer lanzallamas contra el muñeco de Bolsonaro en Río de Janeiro (ANDRE BORGES/)

Otras capitales estatales como Belem (Pará), Recife (Pernambuco) y Maceió (Alagoas) también registraron manifestaciones con pancartas bajo las consignas “Bolsonaro genocida”, “Impeachment ya” y “Sí a las vacunas”.

Bolsonaro, bajo investigación

En los dos primeros meses de audiencias, la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) instalada por el Senado se centró sobre todo en la demora del gobierno para sellar acuerdos con las farmacéuticas para adquirir vacunas, mientras impulsaba el uso de medicamentos ineficaces contra el Covid -como la hidroxicloroqiuna-, y Bolsonaro criticaba las medidas de distanciamiento social.

Derrumbe en Miami: las autoridades se preparan para demoler el Champlain Towers South este domingo ante la llegada de la tormenta Elsa

Pero desde la semana pasada la investigación cambió de rumbo después de que el jefe de la división de importaciones del ministerio de Salud, Luis Ricardo Miranda, dijo que sufrió presiones indebidas para aprobar la importación de 20 millones de vacunas de la farmacéutica india Bharat Biotech. Además, dijo que había irregularidades en las facturas y en particular en el pago por adelantado de 45 millones de dólares a una empresa, con sede en Singapur.

Manifestante anti-Bolsonaro en Río de Janeiro
Ellan Lustosa


Manifestante anti-Bolsonaro en Río de Janeiro (Ellan Lustosa/)

Miranda declaró el 25 de junio ante la comisión del Senado junto con su hermano Luis Miranda, un legislador que hasta hace poco era aliado de Bolsonaro. Los Miranda dijeron que expresaron sus inquietudes directamente a Bolsonaro, quien les aseguró que informaría de las irregularidades a la Policía Federal. Sin embargo, la Policía Federal no recibió pedido de investigación alguno.

Esto motivó la apertura el viernes de una investigación de la Fiscalía General contra el presidente, que averiguará si Bolsonaro cometió o no el delito de “prevaricación”, al supuestamente no denunciar las sospechas de irregularidades.

Otras acusaciones que investiga la CPI y que causaron revuelo esta semana partieron de un empresario que afirmó haber recibido un pedido de soborno de un director del Ministerio de Salud mientras supuestamente negociaba la venta de vacunas con el gobierno, algo que el funcionario -que fue removido de su cargo- niega.

Bolsonaro, en el poder desde 2019, niega que haya ocurrido cualquier acto de corrupción en su gobierno y asegura que la comisión parlamentaria es una “payasada” para sacarlo del poder. La oposición presentó esta semana un “superpedido de impeachment”, que condensa un centenar de pedidos de destitución ya presentados ante la Cámara de Diputados con más de 20 acusaciones diferentes contra el mandatario.

Agencias AP y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.