Nueva jornada de homenajes a periodista muerta en Chile culmina con disturbios en Santiago

·2  min de lectura

Un homenaje por la memoria de la periodista Francisca Sandoval, que murió el jueves tras resultar herida de bala en su cabeza mientras cubría una marcha el 1 de mayo, terminó este viernes con barricadas y algunos disturbios en el centro de Santiago.

Carabineros informó de cortes del tránsito en la zona de Plaza Italia, epicentro de las protestas sociales desde 2019 en Chile, luego que al margen de la vigilia con fotos y velas que se realizaba de manera pacífica, un grupo empezó a encender una barricada.

Unas 200 personas atendieron a la convocatoria que se hizo por redes sociales para honrar la memoria de Sandoval, de 30 años, observó un periodista de la AFP.

Sandoval estaba reporteando para el medio comunitario Señal 3 La Victoria, cuando recibió una disparo en la cabeza el Día del Trabajador en medio de riñas al margen de una marcha sindical.

Este viernes no se registraron enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, pero se interrumpió el tráfico y desvió la ruta del transporte público en plena hora de salida laboral, en lo que se ha convertido en una rutina para los residentes y trabajadores del centro de Santiago.

El jueves y viernes la familia de Sandoval emitió mensajes a través del medio donde trabajaba pidiendo evitar la violencia y no divulgar información alguna sobre el lugar del funeral para proteger a la hija pequeña que quedó huérfana.

Este crimen fue condenado por las máximas autoridades chilenas, incluyendo el presidente Gabriel Boric, su gabinete y también organizaciones internacionales como ONU Chile y la Sociedad Interamericana de Prensa, que expresaron su preocupación por la libertad de prensa en el país.

Durante la marcha del 1 de mayo convocada por la Central Clasista de Trabajadores en el municipio de Estación Central en Santiago, se registraron fuertes incidentes y algunos ingresaron a locales comerciales y se enfrentaron con comerciantes.

En medio de esas riñas, un grupo de vendedores ambulantes salió a enfrentar a los manifestantes con disparos que impactaron contra tres personas, pero fue Sandoval quien se llevó la peor parte.

El incidente ocurrió en el concurrido barrio Meiggs, donde el comercio informal es controlado por mafias que alquilan sectores de la calle, un fenómeno nuevo en la zona.

En un clima de hostilidad generalizada y desconfianza ante las instituciones, Chile vive su peor crisis de seguridad pública en democracia donde se mezclan actos vandálicos en medio de protestas sociales, aumento de grupos narcos en sectores pobres del país y mayor presencia de armas de fuego sin porte legal entre civiles.

pb/atm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.