Jorge Ramos: “Yo andaba correteando criminales, estaba poniendo en riesgo mi vida”

Redacción
·2  min de lectura
Jorge Ramos: “Yo andaba correteando criminales, estaba poniendo en riesgo mi vida”
Jorge Ramos: “Yo andaba correteando criminales, estaba poniendo en riesgo mi vida”

Jorge Ramos Hernández, actual precandidato para la alcaldía de Tijuana por la coalición PRI-PAN-PRD es conocido por haber ejercido con anterioridad este cargo, entre los años 2007- 2010 de la mano del Partido Acción Nacional (PAN). De su mandato hay varias cosas que resaltan, entre ellas su lucha contra el crimen organizado.
En una entrevista con el comunicador Víctor Lagunas de TJ Comunica, el político egresado de la Ibero, platicó un poco sobre su experiencia en la presidencia municipal de Tijuana, nombramiento que le valió ser recordado por dos razones. Una buena y una mala: su lucha contra el crimen y las canchas que el río se llevó.
Pero aunque no lo parezca, ambas razones están relacionadas: el entonces alcalde afirma que estaba tan ocupado resolviendo asuntos en su lucha contra el crimen que descuidó los rumores que se fueron acrecentando sobre la supuesta pérdida de millones de pesos por la construcción fallida en la canalización.
No obstante, el exalcalde lo aclaró mientras recorría, precisamente, la canalización: las canchas eran desmontables, el contratista al saber que llovería debió desmontarlas, sin embargo, esto no se hizo y a Tijuana no le costó ningún peso, puesto que el contratista se llevó la responsabilidad por las famosas canchas.
En esa época se hablaba mucho de esto y todavía sigue siendo recordado por los tijuanenses, casi de la misma manera en que se recuerda la muerte de 42 policías que murieron a mano de criminales que también amenazaron a Ramos Hernández y a su familia para que el entonces alcalde los dejara operar como en administraciones anteriores.
“Yo andaba correteando criminales, estaba poniendo en riesgo mi vida” dijo recordando que durante su mandato se decomisó la más grande carga de droga que ha registrado Tijuana y contó que estaba durmiendo cuando recibió esa noticia y que temió las represalias de los criminales, no obstante, continuó con su trabajo.
Lo amenazaron con asesinar a un policía diariamente, “y me lo cumplieron” dijo molesto mientras seguía caminando, afirmó que nunca olvidará la muerte de una mujer policía a la cual asesinaron sin motivo y por la espalda con 17 balazos y recordó a los otros 41 que murieron por estar de acuerdo en querer hacer una ciudad más segura.
Sobre esto, agregó que él no quiere la Alcaldía, sino que debe tenerla para tratar de mejorar la ciudad, no sólo en temas de seguridad, sino también de infraestructura, pues desde su gobierno poco se ha invertido en este importante sector.

Jorge Ramos se defiende ante las críticas de su mandato como alcalde de Tijuana