Jorge Capitanich se baja de la pelea presidencial: dijo que su prioridad en 2023 es un “cuarto mandato” en Chaco

·4  min de lectura
El gobernador Jorge Capitanich había pedido "primarias abiertas, simultáneas y obligatorias" para 2023
El gobernador Jorge Capitanich había pedido "primarias abiertas, simultáneas y obligatorias" para 2023 - Créditos: @Gobierno de Chaco

RESISTENCIA.– El gobernador de Chaco, Jorge Milton Capitanich, figura de proyección nacional de las más leales que cuenta entre sus filas la vicepresidenta Cristina Kirchner, desestimó en las últimas horas la posibilidad de estampar su nombre en una boleta presidencial . Dijo que ve mejor, por ahora, un futuro más ligado a un “escenario provincial”, lo que traducido en términos chaqueños es el adelanto de que irá por un hito histórico para la provincia: la consecución de un cuarto mandato como gobernador.

“ Estoy priorizando la provincia, claramente. Yo me veo más trabajando en el escenario provincial ”, aseguró Capitanich. “Voy a hacer el máximo esfuerzo (para lograrlo), pero depende de la voluntad popular. Hay que tener la prudencia necesaria. Nosotros lo que hacemos es lo que hay que hacer: trabajar sistemáticamente, con mucha honradez y esfuerzo todos los días”, agregó.

Un histórico alegato que puede cambiar todo

Tales declaraciones surgieron de un programa de televisión local, que se interpretó en su escala nacional como uno de los primeros efectos de la jura de Sergio Massa como ministro de Economía.

Constituyen estas palabras una suerte de reacomodo, aunque no es definitivo. El mismo Capitanich relativizó el alcance de sus dichos al decir que lo que piensa, lo piensa ahora, lo cual responde también a la coyuntura de la política nacional.

Acto de Cristina en el salón de las mujeres argentinas junto a Kicillof, Capitanich, 14 de agosto de 2014
Cristina Kirchner, junto a Axel Kicillof y Jorge Capitanich, dos de los gobernadores más próximos

Capitanich es una de las figuras políticas que aparecía como eventual jefe de Gabinete en reemplazo del tucumano Juan Manzur, por impulso del kirchnerismo, o como un posible integrante de una fórmula presidencial del Frente de Todos a partir de su estrecha relación con Cristina Kirchner. El propio dirigente chaqueño había manifestado este año sus ambiciones presidenciales.

Anoche, en conversaciones con el periodista Antonio Guinter, conductor del programa Péndulo, dijo que en estos momentos concibe su proyecto político “priorizando la provincia”. De todos modos, no aseguró que esté bajándose de su declarada intención de participar de la interna del Frente de Todos por la candidatura a presidente el año que viene. Pero estuvo muy cerca de hacerlo.

Cerca del mandatario provincial toman esas declaraciones como una hoja de ruta. “Todo puede pasar, pero esto para nosotros es algo que nos marca el camino ”, dijo una asesora del mandatario a LA NACION.

Capitanich con Massa, en una reciente visita a la Cámara de Diputados
Capitanich con Massa, en una reciente visita a la Cámara de Diputados

Muchos otros dirigentes políticos resistencianos leen esas declaraciones como una confirmación de Capitanich: confirmación de que en estos momentos parece estar más cerca de lanzarse a una reelección como gobernador que a una candidatura presidencial.

En todo caso, dicen algunos, “la idea original de Coqui de jugar la elección nacional, o responder algún pedido de Cristina Kirchner, siempre tuvo una doble salida”. Jugaría la en ligas mayores, pero sin abandonar la competencia local, la del cuarto gobierno en Chaco, de modo de conservar el poder provincial en caso de que su proyecto más grande fracase.

Y si bien sabe que esa es una decisión de los votantes, cifra sus esperanzas en lo que considera son los principales logros de su gestión: obras públicas y parámetros fiscales. “Tenemos una muy buena administración, con resultado fiscal positivo. Hemos incrementado sustancialmente el esquema de recuperación del salario. Lo importante es administrar bien”, dijo en el mismo programa.

La mujer y el hijo de Carlos Santiago Kirchner quedaron procesados por enriquecimiento ilícito

“Cuando vos mirás todo eso y ves que creciste en 12 años al 5,7% anual acumulativo, que tu autonomía fiscal aumentó de 10 a 15 puntos porcentuales con la meta de llegar a los 20; que la masa salarial que siempre era un problema para el Chaco hoy es el 45% de los recursos totales; que las erogaciones de capital están en el 22% promedio; que la deuda pública está en el 4% del PBG: entonces decís que tenés una provincia súper recontra ordenada hacia el futuro”, aseguró.

Capitanich administra, pese a todos esos números, una de las provincias más pobres de la Argentina. Sobre el particular dijo que para reducir los índices “hay que trabajar tres temas: primero, infraestructura social básica, que vamos a hacer el máximo esfuerzo para completarla entre éste y el próximo período; segundo, garantizar derechos, primero el acceso y después la calidad; y tercero, la equidad distributiva, que tiene que ver con la política de ingresos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.