Jordi Alba, listo para el Clásico

Jordi Alba ha regresado en el mejor momento posible. Justo después de un mal partido del Barcelona en la Champions League y a las puertas de un Clásico en el que el Barcelona le puede poner el pie en el cuello al eterno rival si logra la quinta victoria liguera consecutiva en el Santiago Bernabéu, lo cual le permitiría abrir brecha en lo alto de la clasificación y encarrilar el campeonato. Por lo pronto, el lateral izquierdo ha logrado acelerar los plazos en su recuperación muscular en la pierna derecha y podrá reaparecer diez días antes de lo previsto.

La duda, sin embargo, pasa por si ponerle de inicio o no. "Es algo que todavía no está decidido" reconoció un Quique Setién que, en todo caso, destacó que "está bastante bien y las sensaciones son positivas" tras dos días entrenando con total normalidad con el resto de sus compañeros. El cántabro está pendiente "de las sensaciones que pueda tener mañana" pero si no hay ningún contratiempo el de L'Hospitalet formará de inicio porque "está con confianza".

Tiene muchos números de estar, no sólo porque se trate de uno de los jugadores más regulares de la plantilla en cuanto a rendimiento sino también por la buena sociedad que hace con Leo Messi, la peor pesadilla del Bernabéu, y su recuperación sólo puede entenderse como una buena noticia tras los chascos con Ousmane Dembélé y Luis Suárez así como la reciente e inoportuna lesión de un Sergi Roberto que ni siquiera tiene claro poder estar en la vuelta de los octavos de la Champions League frente al Napoli dentro de tres semanas.