Jordan y Wilkins evocan el concurso de volcadas de 1988

TIM REYNOLDS y STEVE REED
1 / 2

ESTRELLAS VOLCADAS JORDAN

En foto de archivo del 6 de febrero de 1988 Michael Jordan de los Bulls de Chicago clava el balón en el concursok de clavadas del fin de semana del Juego de Estrellas en Chicago. El 14 de febrero, el ex jugador que se llevó el trofeo al derrotar a Dominique Wilkins recuerda esa noche. (AP Photo/John Swart)

CHICAGO (AP) — Michael Jordan y Dominique Wilkins nunca han charlado sobre el memorable concurso de clavadas de 1988.

Ellos quizá son los únicos que no lo han hecho.

Al día de hoy, es el concurso de volcadas que sirve de modelo a los demás. Jordan salió del viejo Chicago Stadium ese día con el trofeo. Hasta ahora, muchos creen que Wilkins debió ganar. De cualquier forma, es un espectáculo que no ha sido olvidado _y ahora, por primera vez desde esa noche hace 32 años, el concurso de clavadas regresa a Chicago.

“Tenía la ventaja de casa, claro”, recordó Jordan esta semana en una entrevista con The Associated Press.

“Los aficionados salieron satisfechos con lo que pagaron por sus boletos”, comentó Wilkins en una entrevista aparte con la AP.

Los participantes del concurso de volcadas de esta temporada _Aaron Gordon de Orlando, Derrick Jones Jr de Miami, Dwight Howard de los Lakers y Pat Connaughton de Milwaukee_ tendrán que brindar un gran espectáculo, si quieren que lo que suceda el sábado resista la prueba del tiempo como lo hizo el duelo Jordan-Wilkins.

Hasta este día Wilkins cree que él debió ganar.

Y hasta ahora, aún se inclina ante lo que Jordan hizo esa noche.

“Éramos rivales y tuvimos grandes batallas, pero él entendía el momento”, comentó Wilkins. “Entendía las circunstancias. Entonces para nosotros, no hay molestia. No hay animosidad. Nos encanta que hasta ahora siguen hablando de eso porque sabemos lo que hicimos”.

El escenario estuvo lleno de estrellas. Wilkins ganó en 1985. Spud Webb ganó en 1986, Jordan en 1987. Todos estaban en la cancha, junto con Greg Anderson, Clyde Drexler, Jerome Kersey y Otis Smith.

“Recuerdo más que nada que estaba representando a Chicago”, dijo Jordan. “Sólo quería representarlos bien”.

Por supuesto, todo llegó al duelo Wilkins contra Jordan. Tres volcadas cada uno para decidir el título.

Wilkins optó por un giro a dos manos para su última clavada. La calificación de los jueces: 45. Drexler no lo podía creer.

“Me sorprendió la calificación”, recordó Jordan.

La puerta se abrió para Jordan. Intentó una volcada desde la línea de tiro libre, pero falló, las reglas le permitían dos oportunidades por intento. Su segunda oportunidad es la que ha sido repetida millones de veces desde entonces: Se lanzó por los aires desde la línea de tiro libre, estiró la mano con el balón hacia atrás para terminar con la volcada, y obtuvo una calificación perfecta de 50.

El marcador final: Jordan 147, Wilkins 145.

El concurso ha tenido sus altas y bajas desde entonces.

Han tenido algunas estrellas: Kobe Bryant ganó en 1997 y Vince Carter fue campeón en el 2000, un triunfo que hasta hoy en día es elogiado por Jordan.

Pero la mayoría de los grandes han decidido no participar. LeBron James nunca ha concursado, tampoco Russell Westbrook o Dwyane Wade.